Menú
Con tu apoyo hay ms Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustracin Liberal
  • Eventos

Alexander Skouras: "En Grecia no hay mercados competitivos, el Gobierno interviene continuamente"

Alexander Skouras, presidente del Centro de Estudios Liberales en Grecia, analiza la situación del país heleno tras finalizar el programa de rescate.

0
Alexander Skouras | Archivo

Alexander Skouras es el presidente del Centro de Estudios Liberales en Grecia. Economista y politólogo, completó su formación en la George Washington University de Estados Unidos. Ahora que la economía helena da por finalizado el programa de rescate con el que evitó su quiebra total, Libre Mercado se ha entrevistado con el para analizar la situación en que queda Grecia.

- ¿Cómo llegó Grecia a esta situación tan dolorosa?

Grecia entró en una situación económica desastrosa por la irresponsabilidad en el manejo de las finanzas públicas desde los años 80 hasta 2008. Esa irresponsabilidad fue a más a partir de la entrada en el euro. Pertenecer al área monetaria multiplicó el margen de endeudamiento público, ya que la deuda helena se benefició inicialmente de la pertenencia a un área en la que también estaban países muy solventes, como Alemania.

- ¿Hasta qué punto está Grecia preparada para la economía de mercado moderna?

En Grecia no hay mercados competitivos. El Gobierno interviene continuamente para distorsionar la competencia de acuerdo con su criterio. No hay pesos y contrapesos que reduzcan la injerencia pública en el mercado. Esto nos ha llevado a un Estado obeso, con una burocracia enorme que bloquea el desarrollo del capitalismo. Peor aún, los vientos de cola que han venido de la entrada en las instituciones económicas han ayudado a enmascarar los problemas estructurales de la economía griega, de modo que la bola se fue haciendo cada vez más grande… hasta que todo explotó.

- Antes de la llegada al poder de Alexis Tsipras, había quienes sostenían que las reformas del gobierno de Antonis Samaras habían conseguido una cierta mejora socioeconómica. ¿Qué opina de esta tesis? ¿La comparte?

Después de cuatro años de crisis, el 2014 fue el primer año en que la economía griega empezó a crecer y arrojó cifras más o menos aceptables. El gobierno de Antonis Samaras hizo algunas reformas interesantes. Mostró un apetito genuino por la aprobación de cambios significativos en distintos ámbitos. Sin embargo, no logró una mayoría parlamentaria suficiente para sacar su agenda de gobierno. De hecho, Syriza bloqueó por completo el poder legislativo, llevándonos a las elecciones en las que Alexis Tsipras llegó al poder.

- ¿Qué hizo exactamente Samaras para dar pie a esos "brotes verdes"?

El Ejecutivo de Samaras logró desregular algunos sectores de la economía, caso de la industria del transporte, las farmacias, etc. También hubo una reforma tributaria que mejoró el clima fiscal, por ejemplo en el IVA. Además, se consiguieron ciertas reducciones del gasto público. Pero quizá faltó inteligencia política.

Por ejemplo, en vez de retrasar la edad de jubilación, se recortó automáticamente la prestación de todos los mayores. El efecto fiscal habría sido el mismo si se hubiese aprobado una jubilación más tardía, pero obviamente las consecuencias sociales habrían sido mucho menos duras. También hay que decir que el mal resultado de Nueva Democracia en las elecciones europeas de 2013 hizo que la agenda reformista se detuviese porque Samaras empezó a temer una derrota electoral en 2015.

- Y entonces llegó el auge de Syriza, así como la irrupción de otros partidos radicales…

El radicalismo se confabuló desde un primer momento contra las reformas de Samaras, que al menos había logrado que el PASOK, la izquierda socialdemócrata del país, apoyase parte de su agenda. Syriza lideró la lucha contra el gobierno, pero también hay que destacar el rol que jugó el grupo nazi denominado Aurora Dorada. Se formó, pues, una coalición en la que las fuerzas extremistas se aliaron para frenar todo tipo de cambios. De modo que la agenda de Samaras se fue al traste y Grecia ha pagado un precio muy alto durante los últimos tres años.

- ¿Cuál ha sido el precio de elegir como primer ministro a Tsipras?

Hay distintas formas de evaluar el coste que ha tenido el gobierno de Syriza para Grecia. Veníamos de perder el 25% del PIB, pero Tsipras y Varoufakis nos condenaron a una nueva recesión debido a su insistencia en enfrentarse a la Troika. El primer semestre de 2015 fue un desastre de proporciones históricas, no es fácil medir el coste que tuvo todo aquello, hay estimaciones que hablan de 50.000 y otras de 100.000 millones de euros, pero,sea una u otra cifra la que más se ajuste a la realidad, es notable que se produjese semejante erosión de capital en tan poco tiempo. No hay que olvidar que tuvimos un "corralito" que aún no se ha levantado completamente. Tsipras y Varoufakis destrozaron la economía helena en poco más de medio año.

- Desde hace tres años, Atenas ha mantenido una actitud distinta.

A mediados de 2015, la bancarrota efectiva del país hizo que Tsipras diese un giro de 180 grados y pasase a aplicar a rajatabla las recomendaciones de la Troika. Esto ha hecho que Syriza se hunda en las encuestas. Según las encuestas, están a más de diez puntos porcentuales de Nueva Democracia.

- ¿Cuál es el panorama político y, sobre todo, qué mensaje económico goza hoy de mejor aceptación?

Es notable que, por primera vez en mucho tiempo, la oposición que lidera las encuestas porta un mensaje liberal. Nueva Democracia habla explícitamente de bajar el gasto y bajar los impuestos. El líder del partido, Kyriakos Mitsotakis, porta un mensaje reformista, alejado de cualquier forma de populismo y centrado en presentarse como la respuesta sensata a años de populismo.

- ¿Puede Nueva Democracia ser esa respuesta habida cuenta del modo en que ha gobernado en ciertas épocas pasadas?

Es importante recordar que Nueva Democracia nunca llegó a desmontar el modelo económico socialista que instauró el PASOK. Eso sí: el padre de Mitsotakis, que lideró Nueva Democracia hace décadas, fue quizá el único que intentó dar ese paso y defender un modelo económico liberal para Grecia, de modo que su hijo tiene ese pedigrí reformista.

- De modo que la figura de Mitsotakis sí es prometedora…

Tsipras ha aprobado reformas que quizá eran necesarias, pero lo ha hecho con la boca pequeña y con una actitud muy reacia. Sin embargo, Mitsotakis tiene claro qué es lo que hay que hacer, de modo que un potencial gobierno suyo podría conducir, por fin, en una mejora de la libertad económica. Su objetivo no es solo tragar con lo que exige la Troika, sino convencer a los griegos de que esos cambios son necesarios.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios