Menú

Maduro detiene a cientos de comerciantes por negarse a vender a pérdidas

El régimen chavista desata una oleada de detenciones en tiendas y comercios de todo el país por incumplir los nuevos controles de precios.

0
El régimen chavista desata una oleada de detenciones en tiendas y comercios de todo el país por incumplir los nuevos controles de precios.

El nuevo plan económico que ha puesto en marcha el régimen chavista no solo se ha traducido en una histórica devaluación del bolívar, una fuerte subida del salario mínimo (aunque apenas ronda los 30 dólares al mes) y un Plan de Ahorro Nacional consistente en vender certificados respaldados, al menos en teoría, por "lingoticos" de oro.

Y es que el Gobierno que preside Nicolás Maduro también ha ampliado e intensificado los controles de precios, fijando así por ley el precio de 25 productos de la llamada "cesta básica" y de otros 1.500 vendidos en comercios. Para lograr el cumplimiento de esta medida no ha dudado en lanzar una nueva ofensiva contra las tiendas que se nieguen a vender a pérdidas -los precios estipulados por el Estado no alcanzan siquiera a cubrir los costes debido al descontrolado aumento de la inflación-.

Desde que entró en vigor la nueva reconversión monetaria el 20 de agosto, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), entidad encargada de fiscalizar los precios de venta al público, ya había detenido a más de 200 comerciantes e impuesto sanciones a unas 500 tiendas por supuestos delitos de "especulación" hasta el pasado fin de semana. Y la cifra no deja de aumentar. La novedad de este proceso radica en que el régimen usa ahora a colectivos y grupos armados afines para realizar las inspecciones sobre el terreno. Así pues, cualquier comerciante puede ser visitado en nombre del partido en el poder (PSUV) y ser fiscalizado, sin necesidad de identificación oficial alguna.

En este sentido, el propio Maduro anunció que desplegará más de 8.000 jóvenes para fiscalizar los precios en gasolineras del país, en el marco de su programa de "recuperación económica", y combatir el contrabando del combustible, considerado el más barato del mundo. "He ordenado [...] entrenar a más de 8.000 jóvenes como fiscales del nuevo sistema de precios y del nuevo sistema de los hidrocarburos nacionales. Van a ser mis ojos, mis oídos y mis manos en todas las bombas de gasolina del país", dijo el mandatario.

Asimismo, Maduro también anunció la creación de un nuevo Ministerio de Comercio Interior, a manos de William Contreras, encargado, entre otras tareas, de hacer cumplir los nuevos controles de precios impuestos en todo el país.

hqdefault.jpg

Uno de sus primeros objetivos ha sido la red de farmacias Farmatodo, acusada de no bajar los precios, tal y como exige el Gobierno. Maduro pidió el lunes a Contreras aplicar "mano de hierro" e ir "con todo" contra esta entidad. "He sabido que están especulando terriblemente en Farmatodo, me han dicho que Farmatodo es un asalto a mano armada contra el pueblo", dijo Maduro en un acto transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión. "Ministro de Comercio Interior, la primera tarea que le doy revise esas redes, que estén robando al pueblo, me informa y vamos con todo, mano de hierro, quien robe al pueblo que el pueblo lo denuncie y nosotros vamos con mano de hierro. Justicia y equilibrio económico", añadió el mandatario.

Pero no es el único caso. Las redadas a comerciantes se han extendido a lo largo y ancho de Venezuela, con detenciones arbitrarias de tenderos entre aplausos de parte de la población agolpada a las puertas de las tiendas para sorpresa de algunos líderes de la oposición, como es el caso de Henrique Capriles.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia