Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La nueva vida (política) de Sánchez Mato: de concejal proscrito a negociar los Presupuestos Generales de 2019

Desde que fuera destituido Sánchez Mato ha mantenido un perfil más bajo en los plenos. 

0
Carlos Sánchez Mato a la salida del juzgado | EFE

No se puede decir que la carrera empresarial de Carlos Sánchez Mato tuviese un final feliz. La empresa de la que fue directivo, Herlobe, acabó en bancarrota después de aprobar un ERE y contraer deudas con decenas de entidades financieras. Sin embargo, la política se convirtió en 2015 en el nuevo refugio profesional de este entusiasta del comunismo, al calor de su nombramiento como delegado de Economía del Ayuntamiento de Madrid.

Comenzó entonces una sucesión de despropósitos que terminaron llevándole a una situación límite. Primero fue su guerra con el Ministerio de Hacienda, que derivó en la intervención de las cuentas municipales. Otro episodio clave en su trayectoria fue su imputación por presuntos delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y delito societario, un asunto por el que sigue siendo acusado desde instancias judiciales. Pero la gota que colmó el vaso fue su pésima relación con la alcaldesa Manuela Carmena, que optó por cesarle como responsable de las finanzas locales.

Desde su destitución,Sánchez Mato ha mantenido un perfil más bajo en los plenos del Ayuntamiento de Madrid, reservando sus soflamas marxistas para las redes sociales. A finales de verano se publicó que Íñigo Errejón quería contar con él como miembro de su candidatura al gobierno de la Comunidad de Madrid, aunque el partido morado ha desmentido que se estén entablando negociaciones de este tipo.

Donde sí que hay negociaciones es en el Congreso de los Diputados. Y es precisamente ahí, en las Cortes, donde Sánchez Mato está dedicándose a su nuevo rol: el de representar a Unidos Podemos como interlocutor con el Ministerio de Hacienda de cara a la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.

Así las cosas, el exdelegado de Economía del Ayuntamiento de Madrid es ahora uno de los interlocutores clave del gobierno de Pedro Sánchez, que negocia con él algunos de los aspectos centrales de la subida de impuestos que el Ejecutivo socialista quiere incluir en los PGE de 2019. "Hay coincidencia a la hora de hablar de las subidas de impuestos, ahora toca detallar cómo hacerlas y de qué manera", ha reconocido esta misma semana en el Congreso.

Como explicó Libre Mercado, el plan fiscal de Pedro Sánchez no es precisamente moderado, puesto que aspira a aumentar la recaudación en 40.000 millones de euros. Todas las grandes figuras tributarias, con excepción del IVA, parecen estar encima de la mesa, puesto que en las últimas semanas se han sugerido aumentos en cotizaciones sociales, IRPF, sociedades, especiales, etc.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios