Menú

Los países con más directivas del mundo no tienen 'cuotas de género'

En las economías del este de Europa, la presencia de mujeres en puestos directivos supera el 40%, superando a los nórdicos.

Patricia Malagón
0
Los países con más directivas del mundo no tienen 'cuotas de género'
Letonia es el país de la UE con más mujeres en cargos de responsabilidad | Pixabay/CC/Free-Photos

Según el informe Women in Business, América Latina, Norteamérica y la Unión Europa apuestan por las cuotas de género, en mayor o menos medida, para lograr la "igualdad laboral", pero, curiosamente, es en Europa del Este donde no existen estas imposiciones y, sin embargo, donde más directivas hay. En los datos expuestos en el estudio, el 36% de los cargos directivos de los países de la región son ocupados por mujeres. En la UE, el porcentaje es del 27%, en Norteamérica del 21% y en Latinoamérica del 30%.

La investigación revela que los países con mayor proporción de mujeres en puestos directivos son Rusia (47%), Indonesia (46%), Estonia (40%), Polonia (40%) y Filipinas (40%). Los países con la menor proporción de mujeres en puestos directivos son Japón (7%), Argentina (15%), India (17%), Alemania (18%), Brasil (19%) y Reino Unido (19%).

graficoigualdad.jpg

En otro estudio más reciente, Letonia, Polonia y Eslovenia son los tres estados miembros de la Unión Europea con mayor porcentaje de mujeres en los puestos directivos de las empresas. Aunque en ninguno de ellos se alcanza el 50%, en el caso letón se acercan mucho, ya que el 47% de los cargos de responsabilidad son ocupados por féminas. En segundo y tercer lugar, Polonia y Eslovenia empatan con un 41%.

Aunque, posiblemente, donde mejor se ejemplifique el por qué una política de cuotas y de beneficios de género es un fracaso para que las mujeres lleguen a los puestos de poder lo ejemplifican los países nórdicos. Solo el 28% de los puestos gerentes daneses son ocupados por mujeres, en el caso finlandés el dato sube al 32%, mientras que en Suecia y Noruega se queda en el 36%, unos datos muy alejados, en todo caso, del 47% de Letonia y Rusia.

¿Cuál es el problema?

Siguiendo un estudio del Instituto Cato, las causas de la falta de mujeres en los puestos de liderazgo son las siguientes: el monopolio del sector público, las políticas fiscales, las políticas de bienestar y familia y las cuotas de género. Durante el siglo XIX y el siglo XX, las mujeres nórdicas tuvieron un papel mucho más importante y notorio en la sociedad que el resto de féminas de otras naciones. De hecho, la cultura vikinga ya tenía mujeres guerreras y leyes en las que existía una cierta igualdad –las mujeres podían ser herederas, no solo los hombres–.

En el siglo XIX, con el inicio del capitalismo, se permitió a las mujeres nórdicas, especialmente a las solteras, poder poseer empresas propias. Esto fue evolucionando y durante el siglo XX era muy normal que las féminas de estos países liderasen sus propias compañías. Sin embargo, el Estado fue, poco a poco, monopolizando los sectores donde las mujeres tenían sus empresas privadas.

A día de hoy, la tasa de empleados públicos en estos países es muy elevada. En Noruega y Dinamarca, más del 30% de la población activa trabaja para el Estado, mientras que en Suecia y Finlandia se quedan en el 25%, muy por encima de la media de la OCDE (19%). Además, estos puestos son ocupados mayoritariamente por mujeres, que ganan un 5% menos que los empleados del sector privado.

Los permisos de maternidad, que en varios casos son de un año entero, también han supuesto un hándicap, ya que las empresas prefieren no contratar a mujeres para los puestos más delicados y difíciles de sustituir porque perderían a una trabajadora fundamental durante un año e incluso más tiempo. Con las cuotas pasó algo parecido, ya que fueron muchas las empresas que prefirieron cambiar su estructura a hacer igualitarias las directivas. El porqué se encuentra en que muchas de las mujeres que entraron en la gestión contaban, de media, con ocho años menos de experiencia que sus compañeros varones, es decir, no ascendieron por méritos propios.

Por su parte, Letonia es el segundo país de Europa que más oportunidades económicas ofrece a las mujeres, solo por detrás de Suecia, y es el sexto que más se acerca a la igualdad de género a pesar de que no existen demasiadas políticas activas de igualdad. El permiso de maternidad es de 112 días, 38 días menos que en España y muy alejado de los más de 400 de algunos países nórdicos. Las medidas que ha tomado el Gobierno letón para fomentar la conciliación laboral es la reducción de impuestos, lo cual ha funcionado bastante bien.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios