Menú

Unos 370.000 millones de dólares 'vuelven' a EEUU tras la rebaja fiscal de Trump

Hasta finales de 2017, los beneficios empresariales obtenidos en el extranjero estaban sujetos a un fuerte recargo.

0
Hasta finales de 2017, los beneficios empresariales obtenidos en el extranjero estaban sujetos a un fuerte recargo.
El presidente de EEUU, Donald Trump | EFE

La reforma fiscal aprobada en Estados Unidos a finales de 2017 ocupó numerosos titulares de prensa gracias a su firme apuesta por la reducción de tipos en el Impuesto sobre la Renta y el Impuesto de Sociedades. Sin embargo, uno de los aspectos más interesantes de la reforma impulsada por el presidente Donald Trump pasó de puntillas por las páginas de información económica, a pesar de sus profundas implicaciones para la economía internacional.

Ese punto negro del que poco se ha hablado tiene que ver con el cambio de las reglas tributarias que fijan las normas para repatriar beneficios empresariales obtenidos en el extranjero. Hasta finales de 2017, estas rentas estaban sujetas a un fuerte recargo que, en la práctica, generaba importantes problemas de doble tributación.

Como respuesta a estas condiciones adversas, la mayoría de las multinacionales americanas optó por crear filiales en el extranjero en las que dormían estos beneficios, a la espera de un cambio a mejor en las reglas de juego. Ese cambio se produjo con la rebaja fiscal de 2017, que aplica un tipo reducido a estos beneficios obtenidos fuera de Estados Unidos.

Dicha tasa oscila entre el 8% y el 15,5%, dependiendo del tipo de rentas repatriadas (8% para activos no líquidos o beneficios reinvertidos, 15,5% para activos líquidos). Empresas como Apple anunciaron desde un primer momento que se acogerían a este nuevo marco para repatriar miles de millones de dólares que, hasta entonces, permanecían en el extranjero.

Pero el caso de la tecnológica de Cupertino es solo uno de muchos. La Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos ha publicado ya los datos oficiales que certifican la aprobación de repatriaciones por un monto de 370.000 millones de dólares. Dicho movimiento corresponde solo al primer semestre de 2018 y supera la cifra conjunta de operaciones similares para los años 2015, 2016 y 2017.

repatriacion-beneficios-eeuu.png

Esta inyección de capital está llamada a reducir la deuda de las empresas y aumentar la inversión financiada con fondos propios, pero también contribuirá a reducir el déficit. Según las estimaciones que maneja el Comité del Congreso encargado de asuntos tributarios, la repatriación de beneficios durante la próxima década va a generar ingresos fiscales cercanos a los 340.000 millones de dólares.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios