Menú

El rejonazo a los autónomos de Sánchez multiplica por diez la subida anual media de las cotizaciones

Siete de cada diez autónomos no ve asumible el aumento pretendido por Moncloa. 

0
Siete de cada diez autónomos no ve asumible el aumento pretendido por Moncloa. 
Autónomos manifestándose | Archivo

Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), lleva semanas alertando de la importante subida que pretende imponer el Gobierno socialista de Pedro Sánchez en las cuotas aportadas mensualmente por aquellos trabajadores que desarrollan su actividad por cuenta propia.

La cruzada que está liderando Amor en nombre de todos los autónomos ha contribuido a rebajar las pretensiones iniciales del Ejecutivo, que barajaba aumentos de cuota valorados en más de 400 euros anuales. Los documentos de trabajo que plateaban ese pronunciado aumento han quedado reemplazados por borradores algo más modestos, pero igualmente lesivos para los intereses de los autónomos.

Así, la nueva propuesta que quiere negociar el gobierno con los autónomos supone una subida de las cotizaciones sociales equivalente a 260 euros más cada año. Lorenzo Amor ya ha respondido al Ejecutivo apuntando que siete de cada diez autónomos no ve asumible el aumento pretendido por Moncloa. "Ni aceptamos la propuesta de antes ni aceptamos esta tampoco. No vamos a permitirlo", advirtió el presidente de ATA.

Para justificar su negativa, Amor también ha presentado un informe en el que repasa la evolución de la base mínima de cotización que determina las cuotas mensuales aportadas por los trabajadores autónomos. En 2004, el monto de referencia era de 755,4 euros, un 2% más que el año previo. Ese porcentaje de aumento se mantuvo hasta 2009, dejando la base cotización mínima en 833,4 euros.

autonomos-base-minima.png

Con el estallido de la crisis, las subidas de la cuota se moderaron. En 2010 y 2011, los aumentos fueron del 1%. En 2012 se congeló la base de referencia, mientras que en 2013 hubo una subida del 1%, en 2014 se aprobó un aumento del 2%, en 2015 se dictó un crecimiento del 1% y en 2016 se aprobó un repunte del 0,9%. Para 2017, el crecimiento fue del 1,5%, puesto que se aprobó un repunte del 3% que entró en vigor en el mes de julio. En 2018, la subida prevista es del 1,4%, aunque la aplicación del aumento también se retrasó al verano, dejando el crecimiento interanual real en el 0,7%.

Si analizamos los quince últimos años, los datos presentados por Amor presentan un incremento del 21,1% en la base de cotización mínima. Dicho crecimiento arroja un aumento anual medio del 1,4%. "El 1,4% supone, de media, entre 25 y 30 euros más al año. Por eso es incomprensible que se plantee una subida diez veces mayor. Pretenden subir 260 euros en un solo golpe. Eso es asfixiar a los autónomos", zanjó el presidente de ATA.

En Libre Mercado

    Servicios