Menú

El sistema tributario español ya está entre los menos atractivos del mundo desarrollado

El primer puesto de la tabla es para Estonia, cuyo sistema vuelve a colocar a la pequeña república báltica en la posición más destacada de la tabla.

Diego Sánchez de la Cuz
0
Un camarero en la Plaza Mayor | Alamy

El Índice de Competitividad Fiscal es una publicación anual de la Tax Foundation de Estados Unidos que estudia el diseño de las reglas tributarias en los 35 países miembros de la OCDE. Este documento, divulgado en España por Foro Regulación Inteligente, sitúa a nuestro país en el número 27 de la lista.

El primer puesto de la tabla es para Estonia, cuyo sistema 20-20-20 vuelve a colocar a la pequeña república báltica en la posición más destacada del informe. Dicho modelo aplica un tipo único del 20% en IRPF, Impuesto de Sociedades e IVA. Además, Estonia apenas aplica gravámenes adicionales sobre el ahorro o el patrimonio de los contribuyentes.

El top diez también incluye a Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Suiza, Suecia, República Checa o Austria, de modo que la representación europea es más que nutrida. Igualmente, las primeras posiciones de la tabla cuentan con Nueva Zelanda y Australia, dos casos de éxito liberal que no paran de ganar atractivo.

Por el contrario, es necesario bajar a las últimas posiciones para conocer la calificación otorgada a España. La Vieja Piel de Toro logra apenas 57,4 puntos sobre 100 y figura apenas un par de escalones por encima de Grecia. Eso sí: los peores de la clase son Portugal, Polonia, Italia y Francia, que se mueven entre los 40 y los 50 puntos.

INDICE-COMPETITIVIDAD-FISCAL.png

España, de mal en peor

España sale mal parada en la clasificación referida al Impuesto de Sociedades (puesto 26) y en el tratamiento del patrimonio, las herencias o las propiedades inmobiliarias (puesto 31). Son algo mejores las calificaciones asignadas al IVA (puesto 15), el IRPF (puesto 18) o el tratamiento impositivo de los ingresos conseguidos en el extranjero (puesto 19).

Los técnicos de la Tax Foundation ya han analizado los planes impositivos de Pedro Sánchez y han concluido que España perdería un escalón más en el ranking en caso de que se aprueben las propuestas fiscales incluidas en su proyecto presupuestario para 2019. Seguiríamos el camino opuesto a Estados Unidos, que deja las posiciones de cola y gana cuatro puestos en el Índice de 2018, en virtud de las reformas impositivas impulsadas por Donald Trump.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios