Menú

La 'España verde' de Sánchez: sin coches de combustible, sin nucleares y con subvenciones milmillonarias

El presidente del Gobierno presenta su plan de transición energética para lograr una España descarbonizada de aquí a 2050.

0
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez | Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desgranado este miércoles en la sede el Ministerio de Transición Ecológica la España verde con la que sueña de aquí a 2050. Y, para ello, está dispuesto a imponer desde el Gobierno todo un reguero de límites y prohibiciones a nivel regulatorio, al tiempo que prevé destinar decenas de miles de millones de euros a la consecución de su particular plan energético y productivo.

Lo más curioso es que se trata de una hoja de ruta muy detallada y a muy largo plazo que, además de no haber tenido en cuenta la opinión de muchos de los sectores afectados, parece ignorar que la duración de los mandatos gubernamentales se limita a cuatro años y, por tanto, los posibles cambios en la Presidencia bien podrían convertir dicha estrategia en papel mojado.

En concreto, Sánchez ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes las tres herramientas con las que el PSOE sueña con convertir a España en un país completamente decarbonizado en los próximos 30 años: el anteproyecto de Ley de Cambio Climático, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y la Estrategia de Transición Justa. ¿El objetivo? Que España vuelva a ser el referente mundial en energías renovables y en la lucha contra la emisión de CO2 a la atmósfera para frenar el cambio climático.

  • Ley de Cambio Climático: es el marco normativo en el que se fijan los principales objetivos a alcanzar, así como los mecanismos para acometer la transformación del sistema energético y económico de España.
  • Plan Nacional Integrado de Energía y Clima: precisa cómo se realizará, qué actuaciones concretas quiere desplegar el Gobierno a lo largo del tiempo.
  • Estrategia de Transición Justa: establece un amplio plan de ayudas y subvenciones para facilitar la transición a los sectores y regiones más vulnerables en este proceso de transformación.

Energía 100% renovable

Sánchez ha anunciado que "las energías renovables tendrán un papel protagonista en la próxima década". En 2020, el 20% de la energía total que se emplea en España (desde las casas a las fábricas y oficinas, pasando por el transporte) tendrá su origen en renovables, pero esa cifra tendrá duplicarse hasta alcanzar el 41% en 2030, un "despliegue sin parangón" de las renovables, según el presidente.

Además, el Gobierno prevé aumentar la generación eléctrica mediante renovables pasando del 40% actual al 74% en 2030 y al 100% en 2050, con el consiguiente cierre escalonado de las centrales de carbón y de las nucleares, reforzando también el autoconsumo. Para ello, el Ejecutivo presentará un calendario de subastas previsibles para garantizar una determinada retribución, así como una hoja de ruta para el desarrollo de redes, sistemas de almacenamiento y gestión que permitan su integración en el sistema eléctrico. Este paquete también incluirá medidas para mejorar la eficiencia energética y, por primera vez, se establecerá un sistema con indicadores de impactos y de evaluación de la aplicación de estas políticas.

Coches eléctricos

En cuanto al transporte, el Gobierno ratifica su intención de prohibir la matriculación y venta de coches que utilicen combustibles (diésel y gasolina e híbridos) a partir de 2040, ya que el objetivo será llegar a 2050 con un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sin emisiones de CO2.

El Gobierno acompaña el paquete de Energía y Clima, entre otros, con la elaboración de una futura estrategia de movilidad sostenible, intermodal y conectada y una Mesa de Movilidad Sostenible, con el fin de avanzar hacia nuevos sistemas de transporte que reduzcan las emisiones.

Subvenciones y empleos 'verdes'

Y todo ello irá acompañado de un amplio paquete de ayudas y subvenciones públicas de todo tipo, tanto para impulsar esta particular transición verde como para compensar a los sectores y comarcas que puedan resultar perjudicados por estos cambios.

El plan de descarbonización contempla inversiones público-privadas por valor de 237.000 millones de euros de aquí a 2030, de los cuales 47.000 millones corresponderán a inversión pública estatal, autonómica, local y europea. El Ejecutivo contempla la posibilidad de financiar parte de dicha cuantía mediante la emisión de bonos verdes.

Sánchez ha citado, entre otras medidas, la posibilidad de establecer convenios de colaboración para las comarcas mineras y las zonas afectadas por el cierre de las centrales térmicas y nucleares mediante la concesión de subvenciones e incentivos fiscales. Igualmente, se activará un Plan de Acompañamiento Automoción, un Estatuto del Consumidor Electrointensivo y un marco de apoyo a la cogeneración para subvencionar a la industria. El Gobierno también impulsará la rehabilitación energética de edificios -prevé una media de más de 100.000 viviendas al año-, así como impulsar la renovación de los edificios públicos.

Y todo ello, según el Gobierno, permitirá crear más de 300.000 nuevos empleos verdes en la próxima década, ligados a servicios, industria y construcción. Tan sólo las inversiones en renovables generarían entre 99.000 y 172.000 empleos, a raíz de los cuales se beneficiará principalmente la industria manufacturera (18%), la construcción (15%) y el comercio y reparación (13%) asociadas al sector renovable. Por su parte, las inversiones en ahorro y eficiencia generarán entre 42.000 y 80.000 empleos en ese periodo, de los cuales 28.800 corresponderán a rehabilitación energética, según sus cálculos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation