Menú

El taxi no da abasto y convierte el Mobile World Congress en una ratonera

Los congresistas extranjeros se quejan del servicio deficitario del taxi y optan por el metro tras aguantar largas colas.

Libre Mercado
0
El taxi no da abasto y convierte el Mobile World Congress en una ratonera
Taxis durante la huelga en Barcelona | EFE

Colas de casi una hora para coger un taxi. Es la tónica habitual en la entrada del Mobile World Congress en Barcelona. La desesperación se apodera de los congresistas que guardan su turno sorprendidos por el colapso para poder volver a sus hoteles. Muchos de los asistentes extranjeros recién llegados a la ciudad se quedan perplejos cuando se dan cuenta de que no pueden descargar la aplicación de Uber o Cabify. Ironías de la vida, es el congreso mundial del móvil, pero no pueden acceder a Uber.

Desde que la Generalidad impusiera a las plataformas de VTC tener un servicio de precontratación superior a una hora, las compañías de movilidad se vieron obligadas el pasado enero a abandonar la ciudad Condal.

Ahora, las dramáticas consecuencias de esta decisión política la están sufriendo cientos de usuarios y asistentes del MBC que sienten que la feria catalana es una ratonera de la que no pueden salir. Las redes sociales se han convertido en el muro de las lamentaciones de congresistas de primer nivel que solían usar Uber en sus países de origen y que se han visto empujados a viajar en metro. Muchos de ellos se quejan de no poder descansar lo suficiente en vista del colapso y el caos que están provocando los taxistas al no cumplir con la demanda.

Congresistas enfadados

El estrés y las prisas se han apoderado de decenas de directivos de importantes compañías que tenían que ofrecer una charla en el MWC y no llegaban.

Uno de ellos es Cledwyn Jones, director de estrategia de Price Waterhouse Coopers (PwC), quien ha preferido coger el metro, pese a que en Londres suele usar habitualmente Uber. "Como llegué temprano no había tanta gente y vine en metro, pero prefiero ir en vehículo privado", ha recalcado, según recoge la Agencia EFE.

En este sentido, Steve Smith, gerente de seguridad de la información de Vodafone, quien también ha llegado al MWC en metro ante la falta de Uber, del que ha dicho que "es su medio de transporte habitual". Lo mismo le ha pasado al brasileño Eliseu Siqueira, arquitecto de sistemas del banco Bradesco, quien ha optado por el autobús por "miedo a que el taxista le engañase" y no sin antes asombrarse por la ausencia de VTC: "Vivo en Sao Paulo y allí uso mucho Uber. Para mí es chocante llegar a España, al primer mundo, como nosotros decimos, y que no haya Uber", ha transmitido a la Agencia EFE.

Igual de decepcionado se ha mostrado Ramón Acín, de Amazon España, quien sí ha usado el servicio de taxi, pero también ha insistido que preferiría Uber o Cabify por "la comodidad, la seguridad y el precio", y para evitar el "largo" tiempo de espera.

El taxi se justifica

Los taxistas por su parte, parecen estar encantados con la situación ya que el pastel sólo se reparte entre ellos. Desde la plataforma barcelonesa Élite Taxi, han expresado su alegría: "Este es, sin duda alguna, nuestro mejor año en cuestión de movilidad", ha dicho su portavoz, Tito Álvarez.

También, desde el gremio del taxi han querido quitar hierro al enfado de los viajeros por el deficitario servicio en una ciudad como Barcelona: "Nosotros no aparecemos por arte de magia, tenemos que llegar hasta un punto y hay tanta afluencia de gente que un poco de fila es normal", ha subrayado el colectivo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios