Menú

Los 'spidermans okupas' de Barcelona vuelven a invadir un bloque y los vecinos blindan los balcones

Los afectados denuncian que el barrio de Raval está descontrolado y que Ada Colau "se desentiende".

0
Los 'spidermans okupas' de Barcelona vuelven a invadir un bloque y los vecinos blindan los balcones
Un okupa trepa por una fachada en Barcelona | Vecinos del Raval

Apenas ha pasado una semana desde que la empresa Desokupa desalojara a los 15 okupas menores de origen marroquí de un edificio del barrio de Raval en Barcelona cuando otro bloque ha vuelto a ser usurpado. Esta vez, se trata 22 viviendas a estrenar. Todos los inmuebles han sido usurpados por los okupas que, al parecer, han saltado por una de las terrazas cercanas, según han indicado fuentes policiales de la capital catalana.

Los vecinos se encuentran atemorizados ya que denuncian que el Ayuntamiento de Ada Colau no les da ninguna solución para la escalada de violencia y terror que viven en el céntrico barrio del Raval. Uno de los afectados con el que ha podido hablar Libre Mercado, confiesa que los vecinos están blindando los balcones con verjas y sistemas de seguridad en las puertas.

"Ya no puedes estar tranquilo ni viendo la televisión en tu casa. En cualquier momento puedes ver a uno de estos niños dentro de tu balcón. No respetan ni cuando estás dentro de la vivienda. Imagina cuando salimos, no sabemos si al regresar nos encontraremos una banda de MENAS (menores extranjeros no acompañados) en nuestro sofá", declara este propietario de una frutería en Barcelona y que prefiere no dar su nombre por miedo a posibles represalias.

Expertos escaladores

Testigos de la okupación del edificio de nueva obra vieron que, además de los menores magrebíes, entraron familias de varias nacionalidades "con total tranquilidad".

Primeramente, los edificios suelen ser "fichados" para después proceder a enviar a los mejores escaladores pudiendo aparecer hasta en una quinta planta. Auténticos spidermans okupas que "trepan por la fachada. Tienen fuerza, insultan y agreden a todo aquel que se les ponga por delante e intente impedir que accedan a los inmuebles", asevera el vecino consultado.

En vista de la situación, la consternación se cierne sobre el casco antiguo de Barcelona. Territorio hostil para propietarios que comprueban con desesperanza como la contratación del servicio de la empresa privada de desalojo del empresario Daniel Esteve, ha servido para echarlos de un bloque pero no ha evitado que invadan otro. "Estamos desprotegidos. Esto no va a acabar nunca", transmite afligido la esposa del frutero preguntado por Libre Mercado.

Y, por si no fuera poco, los afectados revelan que las viviendas usurpadas terminarán reconvirtiéndose en narcopisos ya que llevan mucho tiempo sufriendo "ruido, fiestas y droga sin que nadie pueda hacer nada".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco