Menú

Se hunde la aprobación de Sebastián Piñera en Chile por introducir un fondo de pensiones estatal

Cobran la misma pensión que en España, pero con unas cotizaciones que suponen el 10% del coste laboral, tres veces menos que en nuestro país

0

El modelo de pensiones chileno está bajo ataque desde hace un lustro. En las filas de la extrema izquierda, el movimiento "No + AFP" aboga con insistencia por revertir el modelo de capitalización introducido en 1980 y adoptar un sistema de pensiones de reparto similar al que está vigente en España.

Libertad y Desarrollo, uno de los centros de pensamiento más prestigiosos de Chile, ha advertido ya que esta modificación sería perjudicial para los trabajadores chilenos, puesto que el cambio a un sistema de pensiones basado en el reparto reduciría un 47% el monto medio percibido por los jubilados del país.

Sin embargo, el gobierno de Sebastián Piñera ha cedido a las presiones y ha anunciado que su intención es introducir un fondo de pensiones estatal que servirá como complemento al sistema de capitalización. La medida no ha caído bien entre los chilenos, hasta el punto de que la aprobación del mandatario se desplomó al 34% en la última edición de la Encuesta CADEM.

Bajo el paradigma de capitalización, los trabajadores aportan el 10% de su salario a un fondo de ahorro que luego se invierte según el perfil de ahorro que escoja cada ocupado. El nuevo modelo que defiende Sebastián Piñera dejaría en pie dicho esquema, pero añadiría una cotización adicional del 4% que sería manejada por el gobierno.

El sondeo CADEM confirma que el 53% de los ciudadanos están en desacuerdo con la reforma de las pensiones que defiende el gobierno de Sebastián Piñera. De hecho, cuando se pregunta por la idea de que el 4% adicional vaya a un fondo de gestión estatal, solo un 22% se muestra a favor de la propuesta, mientras que un 75% se posiciona en contra.

78% del sueldo para quien cotiza más de 25 años

Según datos oficiales que ha comunicado el gobierno de Sebastián Piñera a la Cámara de Diputados (mensaje n. 171-366, con fecha 28/10/2018), el modelo de pensiones de capitalización paga unas pensiones equivalentes al 78% del último salario para quienes aportan fondos al sistema durante al menos 25 años. En la práctica, esto supone cobrar la misma pensión que en España, pero con unas cotizaciones que suponen el 10% del coste laboral, tres veces menos que en el caso de nuestro país.

El modelo chileno ha sido desarrollado también en otros países latinoamericanos como Perú, Colombia o México. Además, el sistema de pensiones australiano es muy similar al que impulsó hace cuarenta años el economista chileno José Piñera. Por otro lado, Suecia ha incluido un pilar de capitalización en su sistema de previsión para la jubilación.

En Libre Mercado

    Servicios