Menú

Los datos avalan al Banco de España: la subida del salario mínimo destruye empleo

Una revisión de la literatura encuentra que un incremento del SMI ha tendido a reducir el empleo para los colectivos más jóvenes en distintos países.

0
Los datos avalan al Banco de España: la subida del salario mínimo destruye empleo
Trabajadores no cualificados jóvenes que podrían perder su empleo | Flickr/Phil Whitehouse

El pasado miércoles, la Secretaria de Estado de Empleo instó al Banco de España a reconocer "su error", ya que "los malos augurios no se corresponden con la realidad y producen alarma". Y es que mientras la institución monetaria había augurado caídas del empleo del 0,8% -afectando principalmente a mujeres, inmigrantes y jóvenes- tras la histórica subida del salario mínimo interprofesional (SMI) aprobada por el PSOE, desde el Gobierno se argumenta que los últimos datos de afiliación no estarían mostrando esos efectos perjudiciales.

Casi de manera paralela a estas críticas lanzadas por el Ejecutivo contra esta institución, el reputado Instituto por el Estudio del Trabajo (IZA por su iniciales en alemán) publicaba un informe dedicado a analizar, desde un punto de vista tanto teórico como empírico, los efectos que tiene el salario mínimo sobre el empleo y los sueldos de los jóvenes que no tienen cualificación -un grupo de riesgo al que, supuestamente, se intenta favorecer con la subida del SMI-.

Desde un punto de vista teórico, un incremento del salario mínimo incentiva a más individuos a entrar en el mercado laboral como trabajadores en potencia -si pagan más por trabajar, más gente buscará trabajar-, pero también lleva a reducir la demanda de trabajo que realizan las empresas -si los trabajadores ahora cuestan más produciendo lo mismo, se incrementa el salario por hora y, por tanto, los empresarios estarán menos dispuestos a contratar-. Esto, teóricamente, nos llevaría a incrementos de las tasas de paro en los colectivos afectados, al haber más gente queriendo trabajar y menos queriendo contratar.

Además, si, efectivamente, se reduce el empleo en el colectivo de jóvenes, algunos que quieran incorporarse al mercado laboral hoy se verían forzados a hacerlo más tarde, lo que provocará salarios menores a lo largo de su vida laboral. "Retrasar la entrada en el mercado laboral y la experiencia del trabajo de estos individuos reducirá sus salarios a lo largo de sus vidas", señala el estudio.

¿Cuándo se podrían entonces incrementar los salarios sin afectar al empleo? Únicamente, en aquellos mercados donde haya uno o unos pocos capitalistas para muchos trabajadores con un elevado poder de mercado (monopsonio). En este caso, los salarios no vendrían dictados por la ley de la oferta y la demanda en un mercado competitivo, sino que vendrían muy influenciados por las decisiones del empresario. Al poder los capitalistas extraer rentas de los trabajadores, se podrían incrementar los salarios por hora -vía decreto - sin que esto incrementara el salario de los trabajadores por encima de la productividad -que al final es lo que crea desempleo-.

Ahora bien, ¿qué encuentra la literatura económica? ¿Se ajusta bien la teoría económica a la práctica? Lo que señala este informe es que, para el caso de los sectores donde trabajan los jóvenes sin estudios, es muy complicado encontrar alguno con muy pocos empresarios y muchos trabajadores -se tratan de mercados competitivos-. Entonces, y así lo corroboran múltiples estudios, elevar el salario mínimo tiene, efectivamente, un efecto negativo sobre el empleo juvenil. En el caso de los jóvenes adultos, un incremento de un 10% reduce el empleo entre un 1% y un 3,8%, dependiendo de varios factores como la regulación laboral, mientras que para los adolescentes la caída puede llegar hasta el 10,5%.

smi.png
A mayor salario mínimo, menor es el ratio de empleo para los adolescentes

Así pues, los incrementos del salario mínimo sí afectan de forma significativa y negativa al empleo de los más jóvenes. En consecuencia, las afirmaciones vertidas por el Banco de España, junto a otras instituciones independientes como es el caso del la Airef, no se deben a teorías poco rigurosas que se mueven en contra de la evidencia empírica, sino a una estimación seria a partir de los resultados obtenidos.

En este sentido, el Banco de España, lejos de "reconocer su error", tal y como exigía el Gobierno, ya ha señalado que se trata de "ciencia" y que, cuando a final de año tengan todos los datos, podrán estimar de forma precisa el impacto que realmente ha tenido el último incremento del SMI sobre el empleo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco