Menú

Ferrovial ayuda a 250.000 personas del tercer mundo con "infraestructuras sociales"

Ferrovial ha desarrollado 25 proyectos en 8 países con la colaboración de 14 ONG para facilitar "agua y saneamiento para todos".

Libre Mercado
0

Ferrovial es una de las 13 compañías privadas a nivel mundial que se ha adherido al grupo asesor para impulsar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, que servirán como marco común de acción y cooperación mundial sobre el desarrollo en el periodo 2015-2030. Más concretamente, se suma durante estos años al compromiso de lograr el sexto objetivo de desarrollo sostenible: "Garantizar la disponibilidad y gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos".

Y se lo ha tomado en serio. Hasta el momento, ha desarrollado 25 proyectos en 8 países, en colaboración con 14 ONG y sus contrapartes locales e instituciones públicas de la región en la que se lleva a cabo la intervención. El total de estos proyectos suma más de 5,5 millones de euros de inversión, 250.000 personas beneficiarias y 117 empleados de la compañía voluntarios del programa.

cuadro-ferrovial-2.jpg

Y todo gracias al programa "Infraestructuras Sociales" que tiene como objetivo desde que se puso en marcha en 2009 la mejora y ampliación de la cobertura y acceso al agua para consumo humano y el saneamiento básico entre colectivos en riesgo de vulnerabilidad social en África y América Latina.

El Niño Costero en Perú: desplazados climáticos

elninocostero-1.jpg
Ferrovial

Es uno de los proyectos en los que ha puesto más empeño Ferrovial. Junto a la ONG Ayuda en Acción desarrolla infraestructuras de agua en Perú. Bajo el paraguas de "Infraestructuras Sociales", Ferrovial contribuye con esta iniciativa a la mejora del acceso al agua potable y saneamiento de las comunidades de Chato Chico y Chato grande, ubicadas en el distrito de Cura Mori, en la ciudad de Piura. Ambos distritos ubicados en el norte del país fueron fuertemente afectados por el fenómeno "El Niño Costero" que arrasó el país en 2017.

En estas dos comunidades, donde viven 1.000 personas, sufren todavía hoy los efectos del desastre. El Niño Costero se llevó la vida de 162 personas, afectó a 1,4 millones de personas y hubo más de 280 mil damnificados. Este fenómeno se produce cuando las aguas marinas sobrepasan los 25°C durante periodos largos que el transcurso del verano.

Esta región del país es una de las zonas con los índices de pobreza más elevados y es una de las más afectas por el fenómeno El Niño Costero. Muchos de los hogares no cuentan con acceso directo a agua potable, solo la reciben agua una hora cada dos días, no disponen de baños y de ni ningún otro tipo de red de saneamiento.

El proyecto, que estará en funcionamiento a principios de 2020, incluye la mejora de las infraestructuras de agua de las dos comunidades como son la demolición y construcción de un nuevo tanque de 25 metros de altura y más de 80 metros cúbicos; una nueva red de conexiones domiciliarias; el mantenimiento de los sistemas de bombeo; o la instalación de 168 medidores y 80 letrinas ecológicas. Además, el programa llevará a cabo el fortalecimiento de las capacidades de las organizaciones locales para promover el uso eficiente de la gestión del agua; y la sensibilización de la población en hábitos saludables de higiene.

elninocostero-3pn.jpg
Ferrovial

Cinco voluntarios de Ferrovial han participado recientemente en el arranque del proyecto. Especialistas en áreas como ingeniería civil, hidráulica, topografía, seguridad y comunicación han trabajado durante 15 días llevando a cabo las primeras mediciones, análisis, búsqueda de soluciones técnicas, diseño de red y estudios preliminares de campo.

Ferrovial destinará un total de 550.000 euros en el año 2019 a sus programas de inversión en la comunidad "Infraestructuras Sociales" y "Acción Social en España". Estos programas se encuadran dentro del "Plan 20.19", que recoge la estrategia de responsabilidad social corporativa (RSC) de la compañía. Los tres proyectos de Infraestructuras Sociales en los participará Ferrovial se desarrollarán en: Colombia, Perú y Zimbabue. Ferrovial ha destinado, desde el inicio de este programa en 2008, más de 6 millones de euros a garantizar el acceso a agua potable de 225.000 personas.

El proyecto Maji Ni Uhai

proyecto-maji-ferrovial-1.jpg

Un año antes, en 2008, y hasta 2011, se desarrolló el proyecto Maji Ni Uhai, uno de los más notables éxitos de la iniciativa de Ferrovial. Este proyecto terminó facilitando el acceso al agua y al saneamiento a las gentes de 21 poblados del distrito de Serengeti.

Esta iniciativa, que contó con la colaboración entre AMREF Tanzania, AMREF España, Ferrovial y el gobierno del distrito del Serengeti tenía un enfoque emientemente participativo y se logró el éxito porque las estrategia utilizada fue la de implicar a la comunidad en todas las fases del proyecto.

Sobre todo, mujeres y niños notaron el impacto de la instalación de fuentes de agua fiables cerca de los hogares. Esto ha permitido a estas comunidades disponer de más tiempo para actividades productivas y los niños disponen, a su vez, de más tiempo para centrarse en el trabajo escolar.

Además, las mujeres participaron de manera efectiva en la planificación, diseño, implementación y gestión del proyecto. De esta forma también se han podido incorporar en roles clave en el gobierno de los poblados y en los grupos de usuarios del agua.

Así, este proyecto ha tenido impacto directo sobre más de 20.000 personas y de más de 50.000 de manera indirecta.

Por otro lado, la formación que se dio a las personas que colaboraron en las obras y puesta en marcha de las instalaciones ha permitido una mejor gestión de las infraestructuras y ha generado estructuras organizativas formadas en asociaciones de usuarios en los poblados, comités de agua y la interlocución de éstos con los organismos institucionales del distrito local.

Mejora de la salud

La educación en hábitos de higiene y saneamiento para el correcto uso de las nuevas instalaciones es clave para conseguir un impacto real en la mejora de la salud de las personas. Durante el periodo de implantación del proyecto se constató una reducción de las enfermedades relacionadas con el agua, como se puede ver en los siguientes gráficos

elninocostero-2.jpg
Ferrovial

Sostenibilidad del proyecto

Para asegurar la sostenibilidad de las instalaciones y que la comunidad tenga capacidad para hacer los arreglos que vayan siendo necesarios Ferrovial han establecido unas tasas para el uso de las instalaciones. Las tarifas han sido establecidas por las propias comunidades.

Cada tipo de suministro tiene unos costes y un esquema de pago diferentes. En el poblado de Nyamisingisi que tiene suministro que proviene de una presa se ha establecido un coste de 100 chelines (0,04 euros) por familia y mes. En otros pueblos con agua de pozo el precio es de 50 chelines (0,02 euros) por cada cubo de 20 litros y en otros pueblos con agua de pozo se ha establecido un precio mensual de 1000 chelines (0,4 euros).

Además, el proyecto ha decidido establecer los procedimientos y reparto de responsabilidades para asegurar la operación y mantenimiento de las instalaciones por parte las asociaciones de usuarios de cada comunidad.

Otros proyectos

Como este, Ferrovial impulsó otros como el de "Agua para la Paz en el Salado", que se desarrolló en Colombia en El Salado, ubicado a 19 kilómetros de la cabecera municipal del Carmen de Bolívar, municipio al que pertenece. Este proyecto fue especial porque se localizaba en un enclave que desde finales de los 90 y durante la primera década del 2000 ha sufrido la violencia y el terrorismo, primero tomada por las FARC y posteriormente campo de batalla de los combates entre FARC y las Autodefensas.

Pese a todo, desde el año 2001 los saladeros decidieron aunar esfuerzos para recuperar su pueblo, y fue así cómo alrededor de 200 familias, a pesar de no recibir apoyo de ninguna institución, empezaron a retornar en febrero de 2002, limpiando las calles, recuperando sus casas y volviendo a sembrar en los alrededores del pueblo en medio de una guerra que no había cesado.

Allí, y en colaboración con Fundación Ayuda en Acción se propuso una inversión en el mejoramiento del sistema de acueducto que permitiera rehabilitar y ampliar el sistema, contribuyendo así a la llegada del recurso hídrico de manera constante y con mejor calidad a 1.290 personas directamente y beneficiando también, indirectamente, a otras 990.

El proyecto tiene un componente técnico y otro social. El técnico, incluye la rehabilitación de algunas estructuras existentes y la construcción de nuevas estructuras para la ampliación del sistema. El componente social busca capacitar y promover la movilización de la comunidad en favor del cuidado del valioso recurso.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco