Menú

El turismo extranjero echa el freno: caen las llegadas de turistas británicos y alemanes

El aumento entre los visitantes foráneos es más tímido, puesto que solo supone un crecimiento del 1% frente a las cifras del pasado curso.

0
El aumento entre los visitantes foráneos es más tímido, puesto que solo supone un crecimiento del 1% frente a las cifras del pasado curso.
Turistas en Benidorm | Alamy

El boom turístico que ha vivido España en la última década ha sido un puntal clave a la hora de impulsar y reforzar la recuperación de la economía en su conjunto. Sin embargo, en los últimos años han empezado a surgir voces que alertan del agotamiento de dicho ciclo, sobre todo a raíz de la reactivación que están experimentando otros mercados del Mediterráneo.

Sin embargo, los datos de de Coyuntura Turística Hotelera que publica en Instituto Nacional de Estadística ofrecen razones para un optimismo moderado. En junio, primer mes de la campaña de verano, las pernoctaciones en en establecimientos hoteleros aumentaron un 2,6% con respecto al mismo mes de 2018.

Sí es cierto que el grueso de la subida se produce entre los viajeros residentes en España, cuyas noches de hotel crecen un 6,3% en términos interanuales. Por el contrario, el aumento entre los visitantes foráneos es más tímido, puesto que solo supone un crecimiento del 1% frente a las cifras del pasado curso.

Otro dato que conviene vigilar es el de la estancia media, donde las cifras muestran se ha producido una corrección. Así, tras varios años de aumentos, el mes de junio se cerró con una caída del 1,9%, hasta dejar el viaje promedio en 3,3 noches de hotel. Con todo, la caída en este indicador es relativamente modesta.

Si tomamos como referencia los datos del primer semestre y los comparamos con el mismo periodo del año pasado, encontramos que, en lo que va de 2019, las pernoctaciones han subido un 1,7%. Por tanto, sigue produciéndose una subida, aunque las tasas registradas ya no son tan elevadas como en años anteriores.

La importancia de las pernoctaciones de turistas residentes en España ha ido a más en los últimos años, de modo que conocer mejor sus preferencias empiezan a ser un vector clave para el sector. El pasado mes de junio, el 21% de estos viajeros eligieron instalarse por unos días en Andalucía, mientras que el 15% optó por Comunidad Valenciana y el 14% escogió Cataluña. También es relativamente alto el porcentaje de Canarias (8%), Baleares (6%), Castilla y León (5%) o Galicia (5%).

En cuanto a los viajeros no residentes, la joya de la corona sigue siendo Baleares, que suma el 34% de las pernoctaciones observadas en el arranque del verano. Cataluña, con un 20%, y Canarias, con un 18%, completan el podio, mientras que Andalucía, con un 13% y Madrid y Valencia, con un 5%, cierran el top cinco.

El de junio es un mes muy importante para la hostelería. Si en enero hay un 45-50% de plazas ocupadas, en junio este porcentaje sube al 65-72%. La región con menos camas libres es Baleares, puesto que el 82% de sus habitaciones tuvieron inquilinos durante el mes de junio. Por encima del promedio nacional del 66% se sitúan Canarias (73%), Valencia (68%), Cataluña (67%) y Madrid (67%).

Por zonas turísticas, las islas de Ibiza-Formentera alcanzan el mayor grado de ocupación por plazas (82,6%) y Palma-Calvià la mayor ocupación en fin de semana (86,7%). La Isla de Mallorca registra el mayor número de pernoctaciones, con 6,9 millones. Los puntos turísticos con más pernoctaciones son Barcelona, Madrid y Calvià. Muro presenta el mayor grado de ocupación por plazas (86,5%) y Palma de Mallorca la mayor ocupación en fin de semana (88,7%).

Los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania concentran, respectivamente, el 27% y el 20% del total de pernoctaciones de no residentes registradas el pasado mes de junio en los establecimientos hoteleros españoles. Ambos mercados están en negativo: la llegada de británicos decrece un 3% y la de teutones cae un 4%. La caída se compensa parcialmente con la subida de otros mercados, como el francés (6% más) o el italiano (4% más).

Por comunidades autónomas, las mayores subidas de precios se dan en Madrid (13%) y Cataluña (6%), mientras que el mayor descenso se registra en Canarias (-3%). En cuanto a la rentabilidad de los hoteles, la facturación media diaria por cada habitación ocupada es de 93 euros en junio, lo que supone un aumento del 5% respecto a junio de 2018.

En Libre Mercado

    Servicios