Menú

Montero y Calviño se enrocan en la tasa Google, mientras Amazon planea repercutirla al cliente

A la ministra de Hacienda le parece un "mito" que las empresas repercutan la tasa Google en sus clientes.

Libre Mercado
0
A la ministra de Hacienda le parece un "mito" que las empresas repercutan la tasa Google en sus clientes.
Nadia Calviño y María Jesús Montero | Cordon Press

Nadia Calviño y María Jesús Montero defendieron ayer lunes a capa y espada la polémica tasa Google que prepara el PSOE. La ministra de Economía aseguró que los socialistas no renunciarán a aprobar la tasa a las tecnológicas en caso de que no se alcance un acuerdo a nivel internacional en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En el 33 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones organizado por Ametic, la patronal tecnológica de la que forman parte Google o Facebook, Calviño destacó que es "fundamental" desarrollar un marco internacional para la fiscalidad del entorno digital, pero agregó que, si no es posible llegar a un acuerdo en el G20 y la OCDE, que el Gobierno español está impulsando "muy directamente", habrá que hacerlo a nivel europeo y, si no, "habrá que hacerlo a nivel nacional".

"Nosotros no renunciamos y tenemos la intención de volver a poner sobre la mesa una propuesta de creación de un impuesto sobre determinados servicios digitales", aseguró. "No podemos renunciar a tener una estructura justa de imposición digital porque las empresas de la economía tradicional o física con las que compiten sí están pagando impuestos allí donde se realiza la prestación del servicio. Se trata de una adaptación que, creo, cuenta con un apoyo muy amplio de toda la sociedad y que hay que poner en marcha", agregó.

En la misma línea iba María Jesús Montero, que aseguraba en una entrevista en la Cope, que "lo que no hay derecho es que la fiscalidad tradicional esté pesando más en los pequeños comercios tradicionales que en estas compañías". En este sentido, indicó que el debate sobre las sedes fiscales de las multinacionales es uno de los "más importantes" en Europa, ya que una compañía tecnológica puede tener la mayoría de sus clientes en España pero no contribuye a la actividad económica en este país, sino donde tiene la sede fiscal, y ello hace que la fiscalidad tradicional "no encuentre acomodo" ante estas nuevas realidades.

Cuando a la ministra de Hacienda le preguntaron por la posibilidad de que las grandes tecnológicas empiecen a repercutir el impuesto a sus clientes, Montero no dudó en restarle importancia a esa posibilidad, e incluso la llegó a calificar de "mito".

Debe ser que para Montero las declaraciones de las propias empresas afectadas no son dignas de tomárselas en serio. Y es que Amazon ya ha dicho que repercutirá a sus clientes a partir de octubre la tasa Google que ha aprobado Francia, uno de los pioneros. Esta tasa es muy parecida a la que quiere implantar el Ejecutivo socialista si logra quedarse en la Moncloa, por lo que no es de extrañar que si el PSOE la aprueba, también el bolsillo de los clientes españoles sufra las consecuencias.

"Tras la instauración en Francia de un nuevo impuesto sobre los servicios digitales (...) nos vemos obligados a ajustar las tarifas de nuestras ventas en Amazon.fr", explicó el gigante del comercio online, tal y como recoge El Mundo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios