Menú

El veganismo golpea a la industria cárnica: "Mienten. Los animales nunca han vivido mejor que ahora"

Los productores de carne se hartan de los ataques de los animalistas y revelan que actualmente existen más certificados de bienestar animal que nunca.

0
Los productores de carne se hartan de los ataques de los animalistas y revelan que actualmente existen más certificados de bienestar animal que nunca.
Miguel Ángel, jefe de ventas de El Pozo en la Feria de la Carne, Meat Atracction 2019, Ifema (Madrid) | Libertad Digital

"Viven en la absoluta ignorancia. A nosotros nos lograron hacer daño puntualmente con la polémica del vídeo manipulado de La Sexta con nuestro querido (tono irónico) Jordi Évole. Todo era falso, pero nos hemos repuesto, e incluso, estamos creciendo aún más si cabe", confiesa Miguel Ángel, director de ventas de El Pozo en la Feria de la Carne que se celebra en Ifema (Madrid).

Meat Attraction congrega a 20.000 profesionales de la industria cárnica (13 al 22 de septiembre). Productores, distribuidores, marcas, comerciantes de ternera, cerdo, ibéricos, carne de caza y ovinos muestran lo mejor de su mercancía tras las vitrinas de cristal. Y si hay algo en que todos coinciden es que en nuestros tiempos se está dando una paradoja con el movimiento animalista y vegano.

img20190919143612.jpg
Miguel Ángel, director de ventas de El Pozo

"Hoy en día se vela más que nunca por el bienestar animal. Nosotros hemos perdido la cuenta de cuántos certificados oficiales de excelencia de nuestro producto y compromiso con el reglamento de calidad y garantías para el bienestar animal tenemos concedidos", desvela el director de ventas de El Pozo.

"Existe mucha desinformación y los animalistas falsean las informaciones. Por suerte, te puedo comunicar que El Pozo está creciendo y a nivel europeo. Hay una gran demanda de productos españoles y la gente va a seguir comiendo carne", arguye el representante de la famosa marca murciana de embutidos.

Cerca de El Pozo, varios carniceros despachan con gusto entrecots de ternera asturiana. Allí se encuentran los veterinarios dedicados al control e inspección que vigilan que el ganado y las carnes producidas estén en perfectas condiciones. Así otorgan la denominación de origen de Ternera Asturiana IGP (Indicación Geográfica Protegida) del Consejo Regulador.

"Si por los veganos fuera tendrían a una vaca en el sofá. Quieren tratar a toros, ovejas o conejos como si fueran gatos o perros. Están confundidos y su mala prensa es además una sarta de mentiras que no se corresponden con la realidad. Nosotros, como veterinarios en Asturias, vemos a diario que las cabezas de ganado viven en su hábitat comiendo la mejor hierba y son tratadas con el máximo respeto. ¿Cómo va a tratar un ganadero mal a sus animales si son su pasión y vive de ellos? No tiene sentido nada de lo que dice esta corriente", critica Elena Cebada, directora gerente del Consejo Regulador de Ternera Asturiana.

La veterinaria se apresura a llamar a uno de los ganaderos asturianos con los que trabaja: "Rubén, ¿cómo tienes tú a tus vacas?, cuéntale", le espeta la sanitaria. "¡Pero si viven mejor que nosotros! Lo que no se dice es que actualmente hay más inspecciones sanitarias y sellos de calidad que nunca. Mis antepasados eran ganaderos de las razas del valle de Asturias y conozco mejor que nadie la naturaleza y el medio ambiente. Les damos pasto natural, promovemos el amamantamiento natural, en definitiva, las cuidamos. ¿Qué hacen los veganos que viven en la ciudad y son urbanitas? No tienen ni idea", expone contundente Rubén Fernández García, dueño de 200 cabezas de ganado de la ganadería Quirós.

"Padecemos el miedo a ser asaltados y que nos roben y maten a nuestros animales como ha sucedido con el robo de conejos en Cataluña. En esos ataques se producen abortos, infartos y ansiedad a las camadas. ¿Ese es el amor que tienen los animalistas y veganos al medio ambiente?

img20190919141603.jpg
Ruben Fernández, ganadero, Elena Cebada,veterinaria y Daniel Andrés, veterinario ambos del Consejo Regulador de Ternera de Asturias (de izquierda a derecha)

"Los santuarios son antinaturales"

Daniel Andrés, veterinario y también inspector técnico del control de Bienestar Animal, cree que los santuarios veganos son antinaturales. "Toros de lidia, vacas, cerdos o cabras no existirían si seguimos sus pesquisas. Se extinguirían estas especies si solo viven contemplativas sin ninguna función dentro del ciclo de la naturaleza. ¿Imaginas quién pagaría por mantener a 500 vacas por gusto? Nadie", contesta el experto cárnico.

"¿Crees que una vaca sería feliz en un piso? Ellos después tienen a sus perros encerrados en pisos 15 horas y solos. Sin embargo, no pasa nada", apunta Fernández García.

Afortunadamente para la industria, estas ferias les vienen que ni pintado. Están empezando a cansarse de la propaganda ideológica contra ellos y si antes no querían inmiscuirse en debates, ahora, no les ha quedado otra que defenderse. La economía de muchas marcas cárnicas empezaba a resentirse con tanta bofetada animalista.

"Venden que somos los malos de la película. El caso es que hasta que llegan al matadero las vacas han vivido como reinas, y antes de morir, en muchos lugares ya les ponen música", transmite Fernández.

Lo mismo opina Raúl Balderas, jefe de ventas de MercaImpex. "Las consecuencias de esta ideología antinatura son siempre negativas. Sus efectos los sentimos a corto plazo. Cuando dejan de salir en los medios de comunicación, todo vuelve a la normalidad".

Descubriendo el jamón ibérico

La globalización ha sido el salvoconducto perfecto para campear el temporal. En China o ciudades como Nueva York no hay coctel que se precie que no venga con unas buenas raciones de jamón ibérico español. Entre el público del Meat Attraction 2019, pasean empresarios americanos y chinos salivando cada vez que ven pasar una bandeja con género de nuestra tierra. "Compran a mansalva", nos dice una comerciante, que no tiene tiempo ni de hablar con nosotros, mientras despacha bolsas con filetes envueltos y patas de jamón serrano en papel de plata.

img20190919142745.jpg
Empresarios de Faccsa, salchichón Prolongo

Lo mismo sucede a la inversa. Los entrecots de Texas también se encuentran en el mercado español. Barderas nos informa de que su marca trabaja ya con género americano en nuestro país. "Lo importamos de Estados Unidos y está teniendo una gran aceptación. Se comercializa muy bien. Hay sitio para todos. El consumidor al final es el que decide si prefiere probar cómo sabe una vaca de las tierras del oeste americano".

Mientras tanto, salchichones van y vienen en el expositor contiguo. Son los malagueños de Faccsa, contienen la marca Prolongo. Han logrado que este producto local sea uno de los favoritos de supermercados y bares. Ellos piensan que cuando no son los veganos son los burócratas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) los que dañan a la industria cárnica con sus recomendaciones.

img20190919141929.jpg
Feria de la Carne 2019, Ifema, Madrid

"Que el cerdo es malo o que la ternera es perjudicial para la salud está basado en teorías científicas sesgadas. Porque también hay muchísimos doctores que investigan lo contrario. Son mitos sin fundamento. Ahora, todo causa algún efecto negativo, hasta los yogures o la fruta. Transmiten un miedo absurdo y además, que es incierto. El cerdo tiene muchísima proteína pero esto es como todo, si ingieres un kilo de porcino pues se sentará mal. El extremismo nunca es bueno y se puede aplicar esta tesis para los veganos o animalistas igualmente. Nosotros respetamos su corriente ideológica pero que no se metan, mientan o hablen de lo que no saben", sentencia el director de cuentas de Faccsa.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation