Menú

8 consejos básicos para tener una buena salud financiera durante la jubilación

La inflación es el llamado impuesto silencioso, que hace que cada año los precios suban y el poder adquisitivo disminuya.

0
La inflación es el llamado impuesto silencioso, que hace que cada año los precios suban y el poder adquisitivo disminuya.
Pareja de ancianos | Pixabay/CC/pasja1000

Uno de los principales problemas de la economía real, y al que no se le presta la atención que merece, es la inflación. La inflación es el llamado impuesto silencioso, que hace que cada año los precios suban y el poder adquisitivo disminuya. Lo normal es que la inflación sea aproximadamente de un 2% anual. Esto significa que en 10 años las cosas cuestan un 20% más y el dinero ahorrado pierde un 20% de poder adquisitivo. Es decir, que el café que en 2009 valía 1 euro, hoy vale 1,20. De igual manera, si una persona tenía ahorrados 10.000 euros en 2009, hoy equivalen a unos 8.000 euros actuales. Este fenómeno prolongado en el tiempo hace que, al llegar la jubilación, los ahorros no sean suficientes.

¿Qué hacer para sacar más rendimiento?

Forbes se ha encargado de recopilar algunos consejos básicos para conseguir tener una buena salud financiera durante la jubilación. Estos son los ocho más importantes:

El primer paso que destaca la revista es el de minimizar los gastos, sobre todo, aquellos que son prescindibles. Por ejemplo, si vive en una casa demasiado grande, estudie mudarse a una más pequeña. En segundo lugar, los expertos de la revista destacan también la importancia de retrasar la edad de jubilación para asegurarse una pensión que le permita mantener su nivel de vida. Por muy atractiva que parezca la prejubilación, hay que calcular cuál va a ser la pensión que le va a quedar.

También, recomiendan hablar con el banco para estudiar las posibilidades de obtener una renta anual extra, que puede conseguirse a través de un plan de pensiones o un fondo de inversión. Pero además de aumentar los ingresos, los expertos resaltan la importancia de hacer un plan de gastos para la jubilación y no desviarse de lo presupuestado.

Un punto importante, que tampoco se debe olvidar, es el de la parte fiscal. Por ejemplo, si se tiene un plan de pensiones, es necesario saber que las rentas obtenidas por esto tributarán por el IRPF. Tampoco hay que olvidar la inflación que, como se ha explicado al principio, mina el poder adquisitivo del dinero ahorrado. Por eso, un punto que destacan los expertos es el de perder el miedo a invertir en vehículos que ofrecen una rentabilidad de más del 2% para así conseguir batir a la inflación.

Como el gasto en medicinas y tratamientos sanitarios es menor si se tiene una buena salud, eso también mejora las finanzas. En este mismo sentido, también influye tener un plan de gastos médicos, como el seguro sanitario y las medicinas recurrentes.

Otros consejos son los siguientes: aprovecharse de las ofertas existentes y aprovechar los puntos de las tarjetas de créditos o de las tarjetas por puntos de los supermercados para ahorrar unos cuantos euros.

Por último, también recomiendan no demorarse si se quiere adquirir una vivienda. Comprar pronto la casa en la que vayamos a vivir cuando nos jubilemos será como una red de seguridad. Jubilarse con la hipoteca aun pendiente de pagar produce intranquilidad.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD