Menú

El Partido Laborista pide una semana laboral de 4 días manteniendo los salarios

La formación política británica propondrá una jornada semanal de 32 horas.

0
La formación política británica propondrá una jornada semanal de 32 horas.
Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista | EFE

El Partido Laborista británico se encuentra celebrando su conferencia anual, en la que repasa las líneas políticas del partido y valora nuevas propuestas. Lo más destacado de la cumbre es el apoyo al New Deal verde, parecido al que se quiere impulsar desde los Estados Unidos, la abolición de las escuelas privadas y la implantación de una semana laboral con cuatro días manteniendo los mismos sueldos.

Según los laboristas, se ha roto el vínculo entre el aumento de la productividad y la expansión del tiempo libre, por este motivo el Gobierno debe intervenir. Creen que la automatización debería permitir a los británicos trabajar menos, pero cobrando lo mismo.

John McDonnel, el canciller en la sombra, aseguró en su discurso que si el partido consigue hacerse con el poder tras las próximas elecciones –todavía no se ha fijado cuándo serán o si habrá– propondrá una jornada laboral de 32 horas semanales. Aunque, eso sí, el líder izquierdista considera que las empresas deberían contar con un plazo de 10 años para ir aplicando paulatinamente la medida.

En su discurso, McDonnel señaló que "millones de personas están agotadas por el exceso de trabajo" y, por ello, al Gobierno no le queda otra opción que intervenir para poner remedio. "A medida que la sociedad se enriquecía, podíamos pasar menos horas en el trabajo. Pero en las últimas décadas el progreso se ha estancado", añadió McDonnell. "La gente en nuestro país trabaja hoy en día durante largas jornadas, mucho más que en el resto de Europa". Aunque la afirmación del opositor no es cierta, ya que los griegos son los que tienen la semana laboral más larga con 42,3 horas, seguido de Bulgaria y Polonia.

Antes de la conferencia, un informe encargado por su colega Robert Skidelsky concluyó que trabajar menos horas sería bueno para el bienestar de los británicos, pero que "una semana laboral de cuatro días no era realista ni deseable". A pesar de la crítica interna, McDonnel fue uno de los más aplaudidos y vitoreados en la conferencia debido a esta polémica medida que añade más incertidumbre a las empresas británicas, ya lastradas por el Brexit.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot