Menú

Los padres de la criatura: la esperpéntica familia de Greta Thunberg

Los padres de la activista se dedican al mundo del espectáculo en Suecia. Ahora, sus carreras están volcadas en representar a su hija.

0
Los padres de la activista se dedican al mundo del espectáculo en Suecia. Ahora, sus carreras están volcadas en representar a su hija.
Malena Ernman y Svante Thunberg, padres de Greta Thunberg | YouTube

La estrella de la gran farsa sobre el cambio climático, Greta Thunberg, ha declarado recientemente que "le han robado su niñez y su etapa en el colegio". Con el rostro desencajado, culpaba a las autoridades políticas e instituciones del apocalipsis final en la Tierra. Tras el espectáculo dantesco por los gestos protagonizados de una niña que padece diagnóstico de Asperger y TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), cabe preguntarse quiénes son sus padres y si, realmente, son los verdaderos responsable del "robo de su niñez".

Antes de que naciera Greta, sus padres ya sabían lo que era estar ante el público. Son empresarios del mundo del espectáculo sueco. Él, Svante Thunberg, con un look al estilo Pablo Iglesias, coleta y barba, un bohemio adinerado, es un productor de teatro y actor de televisión de largo recorrido. Ella, Malena Ernman, una cantante de ópera que terminó en Eurovisión. Dosis interpretativas no les faltan a ninguno de los dos.

padres-greta.jpg
Svante Thunberg y Malena Ernman, padres de Greta Thunberg

Los dos conocen el mundo del espectáculo desde que eran niños. En el caso del padre, es hijo de los actores Olof Thunberg y Mona Andersson. El actual productor ha ido saltando de decorado en decorado, ha aparecido en obras teatrales como Peter Pan, cantado como corista en Romeo y Julieta y hasta protagonizó un capítulo de la serie de televisión sueca Skärgårdsdoktorn en 1998, entre otros muchos trabajos.

Desde que conoció a su mujer y madre de Greta, Malena Ernman, sus papeles como actor se han ido reduciendo en beneficio del protagonismo de su esposa de quién es representante y coproductor. Pero la verdadera estrella de los Thunberg estaba aún por gestarse. En 2003 nace la activista medioambiental y su padre se vuelca totalmente en ella y su carrera pública.

Una folklórica del cambio climático

Svante está detrás de las cámaras cuando su hija aparece ante el púlpito. Greta siente, padece, se desgarra y llora por las abominaciones meteorológicas que imagina que podrían pasar en el mundo cuando ella crezca. Polos derretidos, tsunamis que entierran pueblos playeros, desertización; historias que alimentan sus trastornos mentales obsesivos y que parece que nadie está dispuesto a frenar.

gretathunberg-padre.jpg
Svante Thunberg y Greta Thunberg, padre e hija en un evento de las Naciones Unidas contra el cambio climático

Mientras tanto, Svante la mira, la teledirige como una niña folklórica de la posguerra española, la Lola Flores del cambio climático. La copla medioambiental de Greta ya la cantan políticos y científicos de nuestra era. Greta termina su discurso ante las Naciones Unidas, su padre aplaude. La niña se baja del escenario aparentemente rota.

La madre de Greta y Eurovisión

Sara Magadalena Ernman, la madre de la adolescente ecologista, es al igual que su marido, una profesional del mundo de la farándula. Se atreve con lo que le echen. La mezzosoprano es un portento, lo mismo interpreta un anuncio friki, que protagoniza El Barbero de Sevilla en la Ópera Real, o bien, representa a Suecia en Eurovisión.

En 2009 y aconsejada por el padre de Greta, cantó en el festival de la música europeo el tema La Voix. Una canción que podría afectar al cambio climático que tanto preocupa a su hija. Con bases electrónicas Malena combinó una letra con cantos de ópera que la llevó al puesto 21 en Eurovisión.


La madre de Greta es miembro de la Real Academia de la Música sueca. Y su obsesión por el reconocimiento de la crítica dio sus frutos. El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia le otorgó el título de cantante de la corte en 2010.

malena-greta.png
Malena Ernman, madre de Greta Thunberg en una obra de teatro

La artista ha sido cuestionada por medios de comunicación suecos y británicos ya que varios periodistas la responsabilizaban de proyectar en Greta sus deseos y ambiciones de diva, algo que ella ha negado siempre. Pero lo que es una realidad latente es que sus negocios ya están ligados a los de su pequeña. Como madre está volcada en la proyección mundial de Greta, y, su segunda hija, Beata.

La hermana de Greta, Beata

Entre los vaivenes artísticos de sus progenitores nació Greta en 2003. Posteriormente, vino al mundo su hermana pequeña. Beata Ernman Thunberg, de 14 años, también, padece un trastorno. En su caso, sufre TDAH (déficit de atención con hiperactividad) y TOC.

Todavía la pequeña del clan Thunberg no es conocida en Europa, aunque sí en su país. Pero ella (o sus padres), no han elegido el activismo ecologista como tema central para sus apariciones públicas. Beata prefiere luchar contra el bullying (acoso escolar) y ya ha participado en varias campañas publicitarias contra la violencia en los centros educativos.

También canta. Beata sigue los pasos de su madre y quiere ser artista y escritora. La hermana de Greta ha colaborado en el libro que ha escrito la familia Thunberg en conjunto, a cuatro manos: Nuestra casa está ardiendo. Historia de una familia y de un planeta en crisis (Editorial Lumen 2019).

El sufrimiento de Greta

"Quiero que entres en pánico. Quiero que sientas el miedo que siento todos los días", dijo Greta cuando se dirigió a los líderes mundiales en Davos. Para entender lo que existe detrás de esta frase basta con leer el libro publicado por la familia. La editora de Quillette, Paulina Neuding, especifica en un artículo el sufrimiento atroz que relatan los padres de Greta y Beata, y que siguen viviendo en sus carnes día a día.

La cantante de ópera cuenta cómo su hija Greta ha querido morir de inanición. Matarse de hambre, sí. Y lo hace a menudo. Quizás después de que el mismísimo Papa Francisco, la recibiera y aplaudiera su discurso. Según Neuding, los padres recuerdan "las dificultades médicas y los eventos que llevaron a la ahora famosa huelga escolar por el clima, en la que cientos de miles de niños se han negado a asistir a la escuela para protestar por la inacción del gobierno".

libro-greta.jpg

"Se nos ofrece una historia de una familia en crisis y un planeta en crisis, dos fenómenos que se presentan vinculados. El libro plantea que la opresión de las mujeres, las minorías y las personas con discapacidad se deriva del cambio climático, una forma de vida insostenible. La crisis privada de la familia y la crisis climática global, son simplemente síntomas del mismo trastorno sistémico", argumentan los progenitores de Greta en el libro.

El calvario de su hermana Beata no es menor. Según recalca la editora, "es propensa a repentinos estallidos de ira, durante los cuales le grita obscenidades a su madre. Lo que normalmente sería una caminata de 10 minutos, a Beata le supone un infierno de casi una hora. Insiste en caminar con el pie izquierdo al frente y se niega a pisar ciertas partes de la acera. Además, exige que su madre camine de la misma manera. También suele pedir que la soprano la espere fuera durante la clase; no la permite moverse, ni siquiera para ir al baño". Desde luego, capítulos terroríficos que sintetizan el suplicio mental al que se enfrentan las adolescentes suecas.

Neuding prosigue su exposición con una reflexión final sobre la responsabilidad de los adultos que están siguiendo la corriente de Greta: "Ellos tienen la obligación moral de seguir siendo adultos en relación con los niños y no dejarse llevar por las emociones, iconos, selfies, imágenes de protestas masivas o sueños mesiánicos o revolucionarios. Greta fue nombrada recientemente 'Mujer del Año' por un periódico sueco. Pero ella no es una mujer, es una niña. Es hora de que nos detengamos a preguntar si la estamos usando, fallando e incluso sacrificándola, por lo que percibimos como un bien mayor", lamenta la autora.

¿Será Greta una muñeca rota? Desgraciadamente, puede que ya lo sea.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios