Menú

Doble advertencia de Funcas: peligra la reducción del déficit y la política expansiva del BCE se agota

Cada vez más alertan de que el idílico panorama económico que pinta el Gobierno tiene en realidad muchos nubarrones. Funcas suma dos advertencias más.

0
Cada vez más alertan de que el idílico panorama económico que pinta el Gobierno tiene en realidad muchos nubarrones. Funcas suma dos advertencias más.
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño. | EFE

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) advierte de que la ralentización del crecimiento económico mundial con efectos directos en la economía española y la incertidumbre política son "obstáculos" para el cumplimiento del déficit y la consolidación fiscal en los próximos años. Además, al tiempo mismo tiempo avisa de que la efectividad de la política expansiva del BCE se agota.

Así se desprende del último número de Cuadernos de Información Económica, publicación editada por Funcas, en la que destaca el esfuerzo realizado por España para cumplir con el objetivo del 3% de déficit y abandonar el procedimiento de déficit excesivo, aunque ha sido "muy intenso en términos socioeconómicos".

Funcas señala que la crisis económica generó un grave deterioro de la actividad económica y que el impacto de la crisis sobre la tasa de desempleo en España ha sido "dramático", si bien subraya que se mantiene un ritmo "ciertamente sólido" de crecimiento, superior al de la Unión Europea, impulsado por la fortaleza de su demanda interna.

No obstante, advierte de que hay dos obstáculos relevantes para el éxito de la consolidación fiscal en los próximos años, como son la ralentización del crecimiento económico mundial con efectos directos sobre la economía española, y la incertidumbre política existente en España desde 2015.

Sobre la incertidumbre política apunta que la alternancia de gobiernos de socialistas y populares con mayorías suficientes para gobernar del período 1982 a 2015 ha dado paso a una nueva fase de gobiernos más débiles debido a la mayor fragmentación del voto.

"Los gobiernos resultantes de tales procesos electorales han tenido grandes dificultades tanto para aprobar presupuestos como para la implementación de políticas presupuestarias específicas para avanzar en la consolidación fiscal", señala Funcas, que avisa de que la incertidumbre política está creando "enormes dificultades" a la existencia de gobiernos con mayoría suficiente para "dar sosiego y estabilidad al ciclo presupuestario".

Además, añade que ante la cuarta convocatoria electoral en cuatro años los Presupuestos del Estado tendrán que ser prorrogados una vez más, recoge el artículo de Desiderio Romero-Jordán y José Félix Sanz-Sanz.

Según las estimaciones del Gobierno, el déficit público se situará en el 2% en 2019, el 1,1% en 2020, el 0,4% en 2021 y alcanzará el objetivo de equilibrio presupuestario en 2022, si bien Funcas coincide en el pronóstico para este año y el de 2021, pero augura un desajuste del 1,2% en 2020, una décima más que el Ejecutivo.

El efecto de la política monetaria se agota

Por otra parte, este mismo número de la publicación de Funcas aborda la efectividad de la política ultraexpansiva del BCE, sobre lo que señala que el impacto de las medidas puede estar alcanzando su límite, como muestran los niveles modestos de crédito, además de plantear la duda de si se están consumiendo instrumentos ante un escenario de mayor desaceleración.

Santiago Carbó, Pedro Cuadros y Francisco Rodríguez analizan en su artículo el impacto que puede suponer para la rentabilidad bancaria tipos de interés negativos en las operaciones principales de financiación del BCE.

Explican que la política monetaria es menos efectiva cuando los tipos de interés están en niveles reducidos; que aunque unos tipos bajos pueden tener un impacto positivo, en la medida en que reducen la morosidad bancaria, el efecto negativo sobre el margen de intereses es mayor y, por lo tanto, el efecto neto sobre la rentabilidad es negativo.

Además, los bancos que más ahorro captan en forma de depósitos se ven más afectados por los tipos de interés negativos en la medida en que no trasladan estos a sus depositantes. En todo caso, matizan que la reducción de la capacidad y el saneamiento de activos han permitido a los bancos españoles contrarrestar los efectos de la política monetaria ultraexpansiva.

"La caída de los ingresos por intereses se ha visto parcialmente compensada por los menores gastos por intereses, por lo que el diferencial entre ambos se ha mantenido prácticamente estable", señalan, aunque ven "difícil" mantener a largo plazo esta dinámica.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD