Menú

La fabricación de vehículos de motor, en caída libre: se hunde un 10%

Los datos de septiembre y octubre confirman la crisis de la industria, el fin del boom turístico y el estancamiento de los servicios.

0
Los datos de septiembre y octubre confirman la crisis de la industria, el fin del boom turístico y el estancamiento de los servicios.
Una fábrica de coches | Europa Press

La última remesa de indicadores publicada por el Instituto Nacional de Estadística pone de manifiesto la tendencia bajista que está siguiendo la economía española en los últimos meses. Si nos fijamos en la cifra de negocios de los servicios o la industria podemos constatar un claro enfriamiento de la actividad. Ocurre lo mismo si centramos el tiro en las pernoctaciones de los hoteleros españoles.

Empecemos por el final. La última hoja de resultados de la serie de Coyuntura Turística Hotelera muestra que las pernoctaciones en establecimientos hoteleros han bajado un 2% en octubre con respecto al mismo mes de 2018. En total, las pernoctaciones de viajeros residentes en España bajan un 5,6%, mientras que los no residentes experimentan un retroceso del 0,5%.

Este es el segundo mes consecutivo en el que esta estadística se tiñe de rojo, puesto que ya en septiembre se produjo una caída de 0,6 puntos con relación a los datos del ejercicio anterior. Por otro lado, preocupa el retroceso de los visitantes británicos (0,9% menos en tasa anual) y alemanes (11,8% de caída respecto a 2018). También hay bajadas en las cifras de Francia (-3,5%) y Países Bajos (-6%), si bien Estados Unidos sigue al alza y mejora sus resultados un 17,3%.

Los precios hoteleros no han bajado y han mantenido una tendencia alcista durante buena parte del año, con subidas del 0,9% en enero, del 0,5% en febrero, del 3,4% en abril, del 2,1% en mayo, del 3,3% en junio, del 1,1% en julio, del 2,1% en agosto, del 3,6% y del 1,5% en octubre. Solo en marzo se observó una caída del 1,2% en relación con el ejercicio anterior. Esto hace que, en suma, los hoteles estén facturando un 2,3% por habitación ocupada, capeando así la preocupante caída en el número de pernoctaciones.

Caída de la industria y desplome del motor

Pasemos ahora al segundo punto: el de la cifra de negocios en la industria de septiembre. En tasa mensual, este indicador experimentó en septiembre una caída del 1,4% tras descontar los efectos estacionales y de calendario. Si miramos los datos de variación anual, la caída es aún mayor, puesto que la cifra ajustada arroja una caída de 1,6 puntos con respecto a 2018.

Los datos están sesgados al alza por la subida del negocio vinculado a la energía, que sube un 7,7%. Sin embargo, los bienes intermedios caen un 1,1%, los bienes de consumo duraderos experimentan una corrección del 1,7% y la venta de bienes de equipo se desploma un 7,8%. Preocupa especialmente la subcategoría referida a la fabricación de vehículos de motor: se desploma un 10,3%, al calor de la incertidumbre regulatoria que ha despertado la "guerra al diésel" del gobierno socialista.

En paralelo, los datos referidos a la entrada de pedidos en la industria muestran también un cambio a peor. El mes de septiembre se cerró con una caída del 1,8%, si se eliminan los efectos estacionales y de calendario. La tasa anual se sitúa también en terreno negativo: el dato ajustado arroja un retroceso del 1,1%. Algo parecido ocurre con el índice de precios industriales, que en octubre experimentaba una caída anual de 2,8 puntos porcentuales.

¿Y qué hay de los servicios? La cifra de negocios del sector que aporta el INE muestra un estancamiento entre agosto y septiembre. El 0% de mejora del noveno mes del año supone una repetición del dato de 2018, pero contrasta negativamente con la subida del 1,4% que se había registrado en el mismo periodo de 2017. Por subsectores, la evolución es especialmente negativa en el comercio, que retrocede un 0,6% en tasa mensual.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios