Menú

Golpe de Ximo Puig a Mercadona y Consum: tendrán más difícil abrir supermercados

Este cambio legislativo en Valencia implica más burocracia y prohibiciones con la excusa de la sostenibilidad.

Patricia Malagón
0
Este cambio legislativo en Valencia implica más burocracia y prohibiciones con la excusa de la sostenibilidad.
Un centro de Mercadona | Alamy

La Consejería de Economía de la Generalidad Valenciana ha aprobado un anteproyecto de Ley de Comercio Sostenible, que implica una mayor burocracia para los supermercados y establecimientos de 1.000 metros cuadrados. Según la norma, será necesario pedir una segunda licencia para poder recibir un permiso de obras que permita reformar los locales. Hasta la fecha, los establecimientos de más de 2.500 metros cuadrados necesitaban la licencia municipal y la licencia autonómica para poder acometer las obras. Pero con la nueva legislación, los establecimientos más pequeños también necesitarán pedir permiso a la Generalidad Valenciana.

Este cambio legislativo afecta, sobre todo, a empresas como Mercadona o Consum, ya que sus establecimientos suelen tener 2.000 metros cuadrados. Según recoge Las Provincias, Pedro Reig, director de Asucova, dice que la normativa significa "volver atrás en el tiempo en algo en lo que no había ningún problema ni ninguna fricción". Reig ha comentado al medio regional que esta ley "ralentiza y burocratiza todos los proyectos de ampliación y renovación". Además, desde la organización aseguran que con esta normativa se está "perjudicando" a la expansión y el crecimiento de este tipo de compañías.

Las barreras de la Generalidad Valenciana

Por otra parte, el Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio de la Comunidad (Patsecova), que está siendo tramitado, supone un freno para el desarrollo económico de la región. El punto más controvertido es el que niega la autorización a todos los proyectos que superen los 120.000 metros cuadrados de superficie comercial por considerarlos "incompatibles con los criterios de sostenibilidad exigidos". Lo que supone, la paralización, y posible cancelación, del proyecto Intu Mediterrani.

Los promotores de dicho proyecto, emitieron un comunicado público en el que aseguran que: "El centro comercial se desarrollará en terrenos de propiedad privada, que en la actualidad se encuentran degradados y que comprenden campos de cultivo de secano improductivos, parcelas abandonadas, zonas de vertedero ilegales, superficie de matorral y pequeñas zonas de pinar descuidadas".

Intu Mediterrani está desarrollado en línea con las prioridades del Plan Actúa del ayuntamiento de Paterna. "Incluye la recuperación de 99.000 metros cuadrados de zonas verdes para uso público siendo los ejes medioambientales el saneamiento y revitalización de La Pinaeta, el desarrollo de un parque botánico en el barranco d’en Dolça y, en definitiva, la recuperación de la Mola como uno de los espacios con mejores dotaciones para el disfrute del ocio al aire libre", afirman desde intu Eurofund.

El centro comercial, que iba a superar esos 120.000 metros cuadrados, supone "un referente internacional en sostenibilidad, siendo el primer proyecto del mundo que obtenga la certificación Breeam de urbanismo, el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación líder en el mundo y técnicamente más avanzado", según sus promotores.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios