Menú

Nacho Álvarez y Sánchez Mato, los gurús económicos de Iglesias y Garzón

Sánchez Mato sigue imputado por el Caso Open, pero su incorporación para el ministerio de Consumo está encima de la mesa

0
Sánchez Mato sigue imputado por el Caso Open, pero su incorporación para el ministerio de Consumo está encima de la mesa
Garzón, Iglesias, Mato y Álvarez | LD

Podemos ya está en el gobierno de España. Seis años después de su lanzamiento, el partido comunista de Pablo Iglesias ha cerrado un acuerdo con el PSOE que le reserva una vicepresidencia y un total de cinco ministerios. Sellado el pacto y lograda la investidura de Pedro Sánchez, los morados han empezado a diseñar sus primeros nombramientos.

En clave económica, los primeros nombramientos confirmados este jueves han sido los de Yolanda Díaz, nueva ministra de Trabajo, y Alberto Garzón, nuevo ministro de Consumo. Pero hay más.

Fuentes de Podemos han confirmado que Nacho Álvarez será otro de los fichajes de Iglesias. Doctor en Economía por la Universidad Complutense y profesor en la Universidad Autónoma, este madrileño ha venido desempeñando el papel de secretario de Economía de la formación morada y se ha encargado de redactar algunas de las propuestas estrella de su formación, como por ejemplo la llamada renta básica universal que tanto dio que hablar hace algunos años.

Álvarez ha defendido que es preciso "convertir a Bankia en un banco verdaderamente público" y que la Constitución "debe blindar la subida de las pensiones según el IPC". En materia laboral defiende una jornada de 34 horas semanales, mientras que en el ámbito fiscal propone subidas impositivas aplicadas a rentas altas y empresas.

Quienes han tratado a Álvarez en las distintas campañas electorales celebradas durante los últimos años le describen como "un hombre educado y agradable", alejado de las formas impetuosas y hasta viscerales que exhibe su líder, Pablo Iglesias. Sin embargo, en lo referente a las propuestas puramente económicas, hay coincidencia a la hora de describir a Álvarez como un economista "alejado de cualquier moderación" y claramente partidario de "un notable grado de intervencionismo" en los mercados, en línea con los postulados de izquierda radical que caracterizan a Podemos.

La intención de Pablo Iglesias es hacer de Nacho Álvarez su nuevo secretario de Estado de Economía Social. Está por ver qué competencias asumirá dicho departamento, pero parece evidente que la duplicidad inherente al cargo puede generar choques con Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía.

Sánchez Mato, con Garzón

Otra figura política que espera la llamada del poder es Carlos Sánchez Mato. Virtual desconocido hasta 2015, su nombramiento como responsable del área de Economía en el Ayuntamiento de Madrid le convirtió de inmediato en uno de los rostros más visibles de Izquierda Unida, fuerza integrada en la coalición electoral de Podemos.

Sánchez Mato protagonizó todo tipo de enfrentamientos durante sus más de dos años en el cargo y se caracterizó por incumplir de forma reiterada la Regla de Gasto. Su progresivo distanciamiento de Manuela Carmena derivó en su cese, pese a lo cual fue candidato al Ayuntamiento de Madrid en las elecciones municipales de 2019, logrando apenas el 2,6% de los sufragios.

Arduo defensor del comunismo como sistema político y económico, su pasado empresarial despertó todo tipo de críticas, puesto que el grupo empresarial para el que trabajó como director financiero durante dieciséis años, Herlobe, terminó en una situación de auténtica ruina. Dicha mercantil entró en concurso de acreedores, aplicó un ERE en el que Sánchez Mato fue acusado de "blindar" a sus familiares y asumió un endeudamiento insostenible con más de 25 bancos.

Ya en el poder, Sánchez Mato terminó salpicado por un escándalo de corrupción que aún le persigue. No en vano, el político de IU está imputado por prevaricación, malversación y delito societario en la causa del Caso Open, un asunto que sigue pendiente de resolución en el juzgado de instrucción número 21 de Madrid.

La idea de Alberto Garzón, según fuentes cercanas a las negociaciones, es sumar a Sánchez Mato al equipo del Ministerio de Consumo. Iglesias está por la labor, puesto que confió en el político de IU para la negociación de los fallidos Presupuestos Generales del Estado del pasado curso y también apoyó su fracasada candidatura a la alcaldía de Madrid. Sin embargo, la situación legal de Sánchez Mato es delicada en clave política, puesto que hablamos de una triple imputación por presuntos delitos cometidos como concejal del Ayuntamiento de la capital, lo que podría retrasar o incluso tumbar su nombramiento.

En Libre Mercado

    Servicios