Menú

El Gobierno mantendrá el subsidio para intentar convencer a los parados de que se incorporen al campo

La agricultura nunca lo ha tenido fácil en eso de atraer a los trabajadores en situación de desempleo.

0
La agricultura nunca lo ha tenido fácil en eso de atraer a los trabajadores en situación de desempleo.
Un agricultor de La Mojonera (Almería) trabaja en la finca familiar | EFE

El Gobierno ha escuchado las súplicas del sector agrario. A menos de dos semanas para que empiece la campaña de la fruta de hueso, los agricultores habían puesto el grito en el cielo porque no encontraban trabajadores suficientes para la recolección. El cierre de fronteras impide la contratación de mano de obra extranjera y, a nivel nacional, al miedo al contagio o la necesidad de cuidar a los menores que no tienen colegio se le une que al campo le cuesta mucho atraer trabajadores españoles.

Por ello, la desesperación del sector es total. La semana pasada, Libre Mercado hablaba con varios protagonistas del sector y todos hacían el mismo llamamiento: la necesidad de incorporar a las cosechas a los parados o a los inmigrantes irregulares. Y resulta que esas son las medidas que, en cierta manera, ha aprobado el Gobierno este martes en Consejo de Ministros.

Así, el Ejecutivo ha dado luz verde a un Real Decreto en el que se permite a los parados compatibilizar su prestación con la actividad agraria. La agricultura nunca lo ha tenido fácil en eso de atraer a los trabajadores en situación de desempleo, por lo que es muy habitual que las campañas de reclutamiento que lanzan los servicios públicos de empleo queden vacías y, por eso, España tiene que contratar mano de obra extranjera.

Ante la problemática de que los parados se resisten a acudir al campo, el Gobierno les permitirá seguir cobrando el subsidio hasta el 30 de junio. Todavía está por ver si así consiguen cubrir los 80.000 puestos que necesita de forma urgente nuestro país, según los cálculos de Agricultura.

Extremadura, Andalucía, Valencia, Murcia, Aragón y Cataluña son las regiones más afectadas por la falta de empleados actual. Las nectarinas, los albaricoques o los melocotones, las frutas que están en peligro.

¿Quién puede beneficiarse?

Las prestaciones compatibles con esta medida son la prestación por desempleo, el subsidio agrario o una renta agraria, pero no incluirá a los empleados afectados por ERTE y a los autónomos que cobran prestación por cese de actividad.

Además de a los parados, el Gobierno quiere sumar a inmigrantes cuyos permisos de trabajo o residencia finalicen antes del 30 de junio, que se los renovará, y a jóvenes extranjeros, entre los 18 y los 21 años, a los que se facilitará dicho permiso si lo solicitan. Preguntado por la posibilidad de poder traer mano de obra marroquí a nuestro país, tan habitual en estas fechas, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha explicado que "en la UE se ha limitado de tal forma la movilidad de personas, que es prácticamente inexistente, cuando no así en el caso de las mercancías". El ministro ha lamentado que "no podremos contar con trabajadores marroquís" esta vez, pero que han ampliado el contrato de los 6.000 que están trabajando en la campaña de la fresa a día de hoy.

El Gobierno ha explicado que esta campaña de reclutamiento de temporeros deberá hacerse en el término municipal o colindantes de las explotaciones, "para evitar desplazamientos nocivos", ha explicado Planas en la rueda de prensa.

Los contratos tendrán que firmarse bajo el Salario Mínimo (SMI) y se pagarán mediante transferencia bancaria, para garantizar su "transparencia", ha señalado Planas. Su gestión, "la va a llevar a cabo el propio sector, los servicios autonómicos de empleo y el SEPE", ha añadido. Así, "garantizaremos el abastecimiento" de producto fresco en las tiendas y la "estabilidad de precios".

En Libre Mercado

    Servicios