Menú

España, entre los países que menos baja los impuestos a las familias

La reducción de la "cuña fiscal" concedida a los hogares con hijos es de las más bajas de la OCDE.

0
La reducción de la "cuña fiscal" concedida a los hogares con hijos es de las más bajas de la OCDE.
España, entre los países con peor tratamiento fiscal a las familias con hijos | EFE

Todos los países miembros de la OCDE aplican distintos programas de alivio fiscal a las familias con hijos. Cuando comparamos la incidencia del IRPF y las cotizaciones sociales en los hogares con descendencia, encontramos que la "cuña fiscal" experimenta siempre algún tipo de reducción. Sin embargo, el alcance de los descuentos fiscales para las familias es mucho menor en España que en la mayoría de nuestros socios.

En el siguiente gráfico de la Tax Foundation se puede ver cuánto baja la "cuña fiscal" en el caso de las familias casadas que tienen un hijo. La comparativa se hace tomando como referencia comparativa la fiscalidad exigida a un contribuyente soltero promedio. Esta metodología muestra que Luxemburgo es el socio europeo de la OCDE que más reduce las obligaciones a las familias.

El pequeño Ducado recorta un 21,1% el peso del IRPF y las cotizaciones sociales sobre la renta neta de las familias. A continuación aparecen Polonia y República Checa, donde las reducciones aplicadas son del 17,9% y del 17,3%, respectivamente. Las posiciones de liderazgo las completan Bélgica, con un descuento del 15,8%, e Irlanda, con una rebaja del 15,3%.

rebaja-fiscal-familias.png

Como reflejan los datos de la OCDE evaluados por la Tax Foundation, España se sitúa por detrás de Portugal, Francia o Italia, donde la "cuña fiscal" se reduce un 11,6%, un 9,9% y un 8,8% en el caso de las familias con hijos. Nuestro país figura en el puesto 20 de la lista, con un descuento tributario que apenas supone un alivio del 5,3%.

Más esfuerzo fiscal

No hay que olvidar que esta situación desfavorable también se observa cuando simplemente estudiamos la fiscalidad media de los contribuyentes solteros y sin hijos. En dicho supuesto, el 42% del coste laboral termina dedicado a pagar IRPF y cotizaciones sociales, lo que supone un 10% más que el promedio del mundo rico.

Estos datos desmontan el relato del gobierno, que acostumbra a afirmar que nuestro país tiene una fiscalidad reducida. No hay que olvidar que España aparece en el puesto 23 de la clasificación general del Índice de Competitividad Fiscal, elaborado por la Tax Foundation y divulgado por el Instituto de Estudios Económicos. Nuestra nota es de apenas 6,6 puntos sobre 10, lo que denota un modelo tributario poco atractivo y excesivamente gravoso y complejo.

Comparando el resultado de España con el del resto de socios comunitarios que figuran en dicho índice, el IEE encuentra que la presión fiscal de nuestro país supera en un 8% el promedio comunitario. En el caso de las empresas, el diferencial es de un 16%.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios