Menú

Karin Svanborg-Sjövall defiende el aislamiento 'light' sueco: "No se puede encerrar a un país durante meses"

Esta destacada liberal escandinava explica la estrategia sueca de aislamiento contra el coronavirus.

0
Esta destacada liberal escandinava explica la estrategia sueca de aislamiento contra el coronavirus.
La liberal sueca opina sobre la estrategia de su país ante el Covid-19

Karin Svanborg-Sjövall es la directora de TIMBRO, el think tank liberal de referencia en Suecia. Esta semana, la analista escandinava ha participado en un debate organizado por el Institute of Economic Affairs en el que ha compartido su punto de vista sobre la estrategia que ha adoptado su país en la lucha contra el coronavirus.

"Para una liberal como yo es un tanto chocante tener que defender al mismo Partido Socialdemócrata que durante tantos años gobernó Suecia en base a políticas tremendamente intervencionistas, especialmente en el caso de las autoridades sanitarias, a las que siempre he colocado en cabeza de mi lista de antipatías pero que, esta vez, sí han adoptado un enfoque más flexible", explicó.

Svanborg-Sjövall advierte de que, "aunque en la prensa internacional se dice que la estrategia goza de consenso social, esto es un mito. Como en cualquier otro país, hay gente que apoya esta forma de lidiar con la covid-19 y gente que está en contra. Creo que sí hay una mayoría que cree que la apuesta ha sido razonablemente sensata y procedente, pero también hay quienes están indignados con el hecho de que haya otros países con menores niveles de mortalidad por coronavirus".

La directora de TIMBRO explica que la jefatura de la sección epidemiológica de la autoridad sanitaria está en manos de un experto al que no parecen importarle mucho las críticas, lo que ha facilitado el mantenimiento de una apuesta que, al menos en un primer momento, recibió fuertes críticas por ser muy distinta a la aplicada en otros países.

"En abril, que fue el mes con más fallecimientos, el número de muertes fue menor que en varios años de las últimas décadas en los que, obviamente, no hubo ninguna pandemia propagándose por el país. Por lo tanto, hay que poner en perspectiva las cifras de letalidad y, por otra parte, hay que tener en cuenta que los resultados de Suecia deberán evaluarse con mayor perspectiva temporal", señala.

"No se puede encerrar a un país durante meses o, como sugieren algunos, durante años. Necesitas una estrategia que te permita adaptarte", opina la responsable del centro liberal más influyente del país nórdico.

El debate está abierto

Esta semana, la ministra de Asuntos Exteriores, Ann Linde, compareció ante la prensa internacional para explicar que Suecia no se ha quedado de brazos cruzados, como critican algunos de sus países vecinos: "Aunque no se haya implementado un cerrojazo total del país, hay muchos ámbitos donde la actividad sí se ha reducido a su mínima expresión. Pero nuestra estrategia se basa en la adaptación, la prevención y la información, no en prohibiciones". Según Linde, "la tasa de transmisión se está reduciendo, el número de pacientes en cuidados intensivos está bajando de forma significativa y la curva de fallecimientos se ha aplanado".

En abril, más de 2.000 científicos pidieron al gobierno que introdujese un confinamiento obligatorio y generalizado. Además, Anniika Linde, quien previamente ocupó el rol de jefe de epidemiología en la autoridad sanitaria, ha criticado públicamente al gobierno, rompiendo así la línea de consenso y respaldo al gobierno que parecían seguir muchos de los expertos que han pasado por dicho cargo.

Los defensores del aislamiento "light" implementado en Suecia esperan que un recuento de fallecidos realizado en el largo plazo respalde su estrategia. Estas voces anticipan que el resto de Europa sufrirá un fuerte rebrote y, por el contrario, sostienen que el país escandinavo camina hacia la "inmunidad de grupo", de modo que sus datos pueden ser peores en el corto plazo, pero mejorarán cuando se pongan en perspectiva. Sin embargo, el buen resultado que está cosechando la reapertura de países como Austria o Dinamarca, donde sus respectivos gobiernos implementaron un confinamiento breve que no ha generado un "rebrote" tras la reapertura, introduce elementos de duda que avivan la discusión sobre una y otra estrategia de respuesta.

En Libre Mercado

    Servicios