Menú

El éxito del refugio anti covid-19 de una empresa valenciana

A simple vista parece una caseta de obra prefabricada, aunque está pensada para ser usada en momentos críticos.

0
A simple vista parece una caseta de obra prefabricada, aunque está pensada para ser usada en momentos críticos.
Refugio para protegerse del coronavirus

La empresa valenciana Suricatta Systems ha sacado al mercado un refugio prefabricado para combatir la covid-19. Se trata de un cubículo que permite construir espacios para poder hacer frente a los desastres naturales, como terremotos, inundaciones y también pandemias como la que ha azotado al mundo en los últimos meses. "El covid-19 ha reactivado nuestros pedidos y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) lo está empleando en proyectos para luchar contra el virus", señala el CEO de la empresa a El Confidencial.

El refugio es muy fácil de montar y de instalar. A simple vista parece una caseta de obra prefabricada, aunque está pensada para ser usada en momentos críticos. Por ejemplo, ahora, puede hacer las veces de hospital de campaña, ambulatorio improvisado o como plataforma para instalar un arco desinfectante. Son estas tres opciones las más demandadas durante los últimos meses, recoge Idealista.

"Suricatta Systems es un proyecto que emerge de la empresa Urbana IDR, creado durante la reconstrucción de diversos edificios afectados por el terremoto de Lorca (España) en 2011, usando las vivencias de nuestros equipos de voluntarios en Haití y desarrollado e impulsado por la experiencia de nuestro equipo en misiones de paz. Nosotros ofrecemos un sistema de construcción modular que pueda resolver muchos de los problemas que surgen en áreas conflictivas y esto nos hace ser conscientes de la cantidad de necesidades que todavía han de ser abordadas", explican en la web de la empresa.

Todo tipo de funciones

En el año 2017, la empresa recibió una ayuda pública de 29.655 euros para el "Desarrollo de un refugio modular construido en material polimérico reciclado y adaptado a condiciones climatológicas extremas". El resultado ha sido la creación de este tipo de espacios habitacionales preparados para afrontar situaciones adversas tanto climatológicas como sanitarias.

A caballo entre un refugio y una vivienda prefabricada, son varios los ingenieros que han estado trabajando en la compañía valenciana desde el 2014 para hacer realidad un producto que ha salido al foco de la actualidad debido a la expansión del coronavirus. De hecho, tan atractivo resultó el proyecto que incluso el Banco Santander decidió invertir un millón de euros en 2014 a través de uno de sus fondos.

Desde entonces, Suricatta Systems ha construido escuelas prefabricadas, casas para refugiados, puesto de mandos para los bomberos de la Comunidad Valenciana, ambulatorios móviles e incluso centros logísticos para el Ejército de Tierra español. Realmente, lo que la empresa vende son módulos de 3,5 metros cuadrados que pueden unirse para formar la estructura que se quiera. Los materiales, eso sí, son aislantes, impermeables y transpirables para poder reducir la temperatura del interior hasta 10 grados.

En Libre Mercado

    Servicios