Menú

Más de 300.000 autónomos tendrán que cerrar en 2020

Los autónomos consideran necesario prolongar las ayudas a los ERTE hasta el 31 de diciembre o, al menos, hasta el 30 de septiembre.

0
Los autónomos consideran necesario prolongar las ayudas a los ERTE hasta el 31 de diciembre o, al menos, hasta el 30 de septiembre.
Negocio cerrado | EFE

Los autónomos prevén que su facturación se reduzca en torno a la mitad en 2020 en comparación con 2019, según el III Barómetro sobre la situación de los trabajadores por cuenta propia ante la covid-19 realizado por la federación de autónomos ATA.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, nueve de cada diez autónomos prevé una caída de su facturación este año y, de ellos, siete de cada diez pronostica que la pérdida de ingresos estará por encima del 40%.

Solo un 5,1% de los trabajadores por cuenta propia asegura que su volumen de negocio se mantendrá igual, mientras que un 1,4% afirma que incluso se incrementará.

Por otro lado, hay un 9,7% de los autónomos que asegura que se verá obligado a cerrar su negocio antes de que acabe el año, "lo que puede significar que 300.000 autónomos pierdan su actividad en 2020", según ha recalcado en rueda de prensa el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

En cuanto a la situación actual, el 88,9% ya han podido reanudar su actividad, entre los que se incluye un 22,5% que no había parado, mientras que el 10,4% afirman que aún no han podido abrir.

Del total de autónomos activos, solo el 12,1 % señala que su actividad funciona al 100%, mientras que un 72,4% afirma que únicamente ha podido recuperar como máximo el 50% de su negocio, por lo que Amor ha recordado que "no hay que confundir activación con recuperación".

El 30,9 % de los trabajadores por cuenta propia prevé reducir su plantilla en los próximos meses, frente a un 47,9% que afirma que su intención es mantener a todos sus trabajadores y un 20,6 % que no saben aún lo que va a ocurrir.

Preguntados por las medidas de protección puestas en marcha por el Gobierno, el 45,8% de los autónomos afirman haber accedido a la prestación extraordinaria por cese de actividad, frente a un 53,5% que dicen que no han podido beneficiarse.

En cuanto a los avales del ICO, el 35% afirma haber solicitado la financiación, de los cuales el 70 % ya lo han recibido, mientras que el 9,5% señala que su solicitud está aún en trámite y el 18,8% apunta que se les ha denegado el préstamo.

El 55,7% de los encuestados dice haber realizado un ERTE, aunque el 19,7 % ya ha incorporado a toda su plantilla.

Por el contrario, el 54,1% de los autónomos que presentaron un ERTE aún no han podido dar de alta a ningún empleado, de los que un 25,4% reconoce tener "serias dudas" de si tendrá la capacidad económica para dar de alta a algún trabajador.

Por ello, el 58% de los encuestados consideran necesario prolongarlas ayudas a los ERTE más allá del 30 de junio, una petición que comparte Amor, quien ha solicitado que se renueven automáticamente hasta el 31 de diciembre o, al menos, hasta el 30 de septiembre.

Amor también ha pedido que la prestación por cese de actividad se prolongue más allá del 30 de junio, toda vez que, a su juicio, es la razón por la que únicamente el 4,1% de los autónomos se han dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Asimismo, ha insistido en la necesidad de aumentar el plazo para solicitar las líneas de avales ICO e incrementar el fondo de dichas ayudas.

"Si un empleado pierde el 50% de su trabajo, recibe automáticamente la prestación por desempleo, sin embargo, un autónomo no puede optar a la prestación por cese de actividad", ha recordado Amor, quien también ha avisado de que los autónomos seguirán necesitando liquidez durante, al menos, otoño y el comienzo del invierno.

En Libre Mercado

    Servicios