Menú

Comienzan los ajustes: Renfe será la primera empresa pública en bajar el sueldo de sus trabajadores por el coronavirus

La compañía ha planteado a sus trabajadores una reducción de entre el 30% y el 50% de la parte variable de su salario por el coronavirus.

0
La compañía ha planteado a sus trabajadores una reducción de entre el 30% y el 50% de la parte variable de su salario por el coronavirus.
Pasajero con mascarilla | Europa Press

Renfe ha planteado a sus trabajadores una reducción de entre el 30% y el 50% de la parte variable de su salario como consecuencia del previsto descenso en la circulación de trenes y en el número de viajeros transportados este año, según informaron a Europa Press en fuentes del comité de empresa de la operadora.

Se trata de la primera compañía pública que plantea ajustes como consecuencia de la crisis que, según los sindicatos, afectará a toda la plantilla de unos 14.000 trabajadores empresa, salvo el colectivo de talleres, dado que no tienen variables en sus retribuciones.

Renfe confirmó que ha planteado una reducción de la parte variable, sin concretarla, que atribuye a la "proyección de pérdidas" que tiene por el parón del transporte durante los últimos meses y a la previsión de una "lenta recuperación de la demanda". No obstante, limitó el recorte a la alta dirección y el resto de estructura de dirección (gerentes).

La dirección de la compañía comunicó la medida el pasado día 11 en una reunión con los representantes de los trabajadores, que la rechazaron de forma unánime, según detallaron en fuentes de CCOO. Los sindicatos consideran que la reducción de circulaciones de trenes y de la capacidad de los mismos "ha venido decretada por el Ministerio", por lo que los trabajadores "no son responsables de los malos resultados de la empresa", según este sindicato. Además de CCOO tienen representación en el comité de empresa de Renfe el sindicato de maquinistas Semaf, UGT, CGT y Sindicato Ferroviario.

Por su parte, CSIF, a pesar de no formar parte del comité de empresa de Renfe, denunció en un comunicado que esta compañía se convierte con esta medida en la primera empresa pública en acometer recortes a consecuencia de la crisis derivada de la pandemia.

El sindicato que lidera Miguel Borra considera que el ajuste de la operadora "va en contra de lo manifestado por el Gobierno, que ha asegurado que las condiciones salariales de los empleados públicos no se van a tocar". Por ello, tras recordar que el de los ferroviarios es un colectivo que ha estado trabajando durante el estado de alarma, llamó a Renfe a "rectificar", por considerar que "la manera de salir más fuertes de la pandemia no es rebajar los salarios".

La propuesta de Renfe de reducir la parte variable de la retribución de su plantilla transciende después de que un reciente informe sobre la demanda de transporte en tren prevista tras la crisis encargado por la empresa indicara que no recuperará hasta 2023 el número de viajeros que transportaba antes de la pandemia.

El estudio señala así que la operadora tardará tres ejercicios en recuperarse del desplome del 46,4% que calcula registrará el número de viajeros transportados este año en trenes AVE y Larga Distancia, hasta situarse en un mínimo de 17,1 millones de usuarios este año, frente al máximo histórico de 33,7 millones cosechado en 2019.

De hecho, Renfe ya registró un impacto en sus cuentas del primer trimestre de este ejercicio por la pandemia, a pesar de que el inicio de la crisis y la paralización del transporte para combatirla empezó en la segunda quincena de marzo. Entre enero y marzo se anotó un descenso del 17,7% en los ingresos generados por el tráfico de viajeros en este tipo de trenes comerciales.

El informe no tiene en cuenta la puesta en servicio de nuevas líneas AVE, ni la liberalización del transporte en tren el próximo mes de diciembre, si bien esta entrada de competidores está también condicionada por la crisis.

En Libre Mercado

    Servicios