Menú

Por qué las propuestas de los frugales son mucho más moderadas de lo que nos cuentan

Dan por bueno que el 50% del fondo sean ayudas a fondo perdido y solo piden que su tamaño total sea un 7% menor.

0
Dan por bueno que el 50% del fondo sean ayudas a fondo perdido y solo piden que su tamaño total sea un 7% menor.
El primer ministro holandés, Mark Rutte, y el luxemburgués, Xavier Bettel, en Bruselas

Tras tres días de largas negociaciones, los contactos entre los distintos gobiernos europeos siguen avanzando hacia un acuerdo que desbloquee el paquete de ayudas directas y créditos con los que Bruselas pretende coordinar el relanzamiento de la economía europea tras la crisis del covid-19. Las charlas han estado marcadas por las diferencias entre aquellos socios que reivindican un plan basado en dinero no condicionado y los países que sí quieren controlar en cierta medida el destino de estos fondos.

El bloque más austero, el de los llamados "cuatro frugales", lo componen los gobiernos de Austria, Dinamarca, Países Bajos y Suecia. Su alianza es anterior a la pandemia, tal y como explicó Libre Mercado en el mes de febrero, puesto que nació en torno a la negociación del nuevo presupuesto comunitario. A estos cuatro socios se les suma a menudo Finlandia, de modo que, en la práctica, a menudo se trata de cinco países, siendo tres de ellos democracias nórdicas gobernadas por partidos de izquierda.

Pero sería un error pensar que los "frugales" están bloqueando la cumbre a base de plantear propuestas inviables o maximalistas. Nada más lejos de la realidad: en la práctica, estos países simplemente insisten en reducir un 12% las ayudas directas, con la intención de reducirlas desde los 400.000 hasta los 350.000 millones de euros.

En un primer momento, la Comisión Europea planteó que las subvenciones a fondo perdido fuesen de 500.000 millones, pero ningún país se tomó realmente en serio dicha propuesta, considerada demasiado generosa. El documento de trabajo que han consensuado Alemania y Francia reduce esta partida hasta los 400.000 millones y las negociaciones arrancan el lunes con una proposición de rebaja que dejaría esta cifra en los 390.000 millones.

Los frugales plantean que esa cifra se corrija a la baja, hasta llegar a los 350.000 millones. Por otro lado, parten de que el tamaño total del fondo deberá bajar de 750.000 a 700.000 millones, lo que también supone una reducción moderada del paquete de reactivación, que solo se reduciría un 7% si prospera la tesis de los frugales. De salir adelante su propuesta, tal presupuesto se repartiría al 50% entre las ayudas directas y los créditos sujetos a condicionalidad.

Las reuniones podrían prolongarse durante dos días más, pero los anteriores datos muestran que la negociación no se está moviendo en escenarios extremos, como podría parecer si nos ceñimos a los titulares de algunos medios de comunicación que plantean la cumbre como una batalla numantina entre países con posiciones muy alejadas.

En realidad, los cuatro frugales y sus aliados sí están por la labor de que salga adelante un gran paquete de reactivación y también dan por bueno que hasta el 50% de dicho fondo se financie con inyecciones no condicionadas ni sujetas a devolución. Su batalla, pues, se limita a que el monto total se reduzca un 7% y a que el peso de las ayudas a fondo perdido sea un 12% menor.

En Libre Mercado

    Servicios