Menú

Berkeley se hunde en bolsa tras el rechazo de Podemos a su mina en Salamanca

Podemos dice que la mina de uranio es una "agresión ambiental brutal" y pone en juego la inversión y los empleos.

0
Podemos dice que la mina de uranio es una "agresión ambiental brutal" y pone en juego la inversión y los empleos.
El logo de la firma | Cordon Press

La alegría se esfuma en Berkeley. Los títulos de la compañía se disparaban ayer jueves más de un 40% en Bolsa, tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear a su solicitud para poner en marcha una planta de uranio en Retortillo (Salamanca). Pero poco le ha durado la euforia.

Este viernes Unidas Podemos ha pedido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que rechace la solicitud presentada para la renovación de la autorización previa de la planta de concentrados de uranio en Retortillo (Salamanca), por ser una "agresión ambiental brutal".

El diputado verde de Unidas Podemos y presidente de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Juantxo López de Uralde, señala que aunque el CSN informó favorablemente de forma rutinaria, la decisión final recae en el Ministerio. En todo caso, desde el Grupo Confederal recuerdan que el CSN ha renovado la licencia que tenía Berkeley, que caducaba a los cinco años, por lo que "la situación de la empresa minera no mejora, sino que solamente renueva la licencia que ya poseía".

Así, señalan que el informe "relevante" del CSN de (la autorización de construcción) está todavía pendiente, y este asunto aún no ha sido discutido por el Pleno.

"Pensamos que el Ministerio debe poner fin a la minería del uranio en España, y desechar definitivamente el proyecto de Berkeley en Salamanca. Este proyecto minero es una agresión ambiental brutal que no debe llevarse a cabo", ha denunciado López de Uralde.

Un pueblo de 241 habitantes

Los ataques de Podemos al proyecto de Berkeley están hundiendo las acciones de la compañía más de un 11% a media sesión. Como ya publicamos en Libre Mercado, el proyecto de Berkeley supone una inversión de 330 millones de euros y dará empleo a 550 personas cuando esté construyéndose y a 450 una vez que la mina esté operativa.

Este pueblo salmantino de 241 habitantes ve en este proyecto minero un salvavidas para luchar contra la despoblación. Además, de esos 241 habitantes, 68 personas trabajan en el balneario del pueblo. Por tanto, gran parte de los trabajadores de la mina tendrán que mudarse a la localidad, lo que supondrá un fuerte impulso económico para la zona.

El anterior gobierno local del PSOE no se mostró demasiado favorable a este proyecto. De hecho, su alcalde se ha mostrado contrario en más de una ocasión. Sin embargo, en las elecciones del 26 de mayo, Retortillo dejó claro que quiere apoyar la mina de Berkeley y le dio la mayoría absoluta al PP, que se ha mostrado a favor.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD