Menú

La primera señal de los ‘ERTE zombies’ aparece en el mercado laboral

Muchas de las 728.909 personas que quedan en un ERTE en España nunca volverán a sus empresas.

0
Muchas de las 728.909 personas que quedan en un ERTE en España nunca volverán a sus empresas.
Una persona pasa al lado de una Oficina de Empleo en Madrid | Europa Press

El mercado de trabajo cerró septiembre con 728.909 personas incluidas en un ERTE, el instrumento laboral más popular - y polémico- de la crisis del coronavirus. El dato refleja que 83.529 personas regresaron a sus puestos de trabajo en el noveno mes del año, según las últimas cifras que publicó ayer viernes la Seguridad Social. Esta reincorporación es mucho mas lenta que la de los meses anteriores, lo que augura un terrible desenlace: muchos de esos trabajadores en ERTE nunca volverán a sus empresas.

Ya sea porque los negocios para los que trabajaban hayan cerrado definitivamente sus puertas, o porque la caída de la facturación sea de tal envergadura, que no puedan soportar sufragar los salarios del 100% de la plantilla, la sombra de los ERTE zombies se cierne sobre el mercado laboral. Se trata de personas a las que el Estado les está pagando una prestación -lo que les incentiva a no buscar otro empleo con la esperanza de recuperar el suyo- pero que pasarán a engrosar las listas del paro irremediablemente. Y lo harán, en cuanto caduquen los ERTE por covid que el Gobierno ha pospuesto hasta el próximo 31 de enero, de momento.

erte-septiembre.png

El máximo pico de los ERTE en España se produjo a finales de abril, cuando casi 3,4 millones de trabajadores estaba en casa sin trabajar debido al cerrojazo de la economía por el estado de alarma. Desde entonces, se han incorporado unas 2,6 millones de personas a sus puestos, pero los que quedan en ERTE, cada vez lo tienen más difícil por mucho que el Gobierno se empeñe en celebrar las bondades de este mecanismo. La prueba está en que, en septiembre, solo lograron salir del ERTE 83.529 personas, cuando en agosto lo hicieron 306.104 -4 veces más- y en julio salieron 712.000 respecto a junio -casi 9 veces más-.

De las 728.909 personas que quedan en un ERTE en nuestro país, 605.861 están por fuerza mayor, que es el que se asocia a la pandemia. Los restantes, 123.048, están en un ERTE por otras causas, como técnicas, organizativas o de producción. Se trata de los famosos ETOP, que eran los ERTE más utilizados antes de la llegada del virus.

Por comunidades autónomas, en Islas Baleares y en las Canarias son los lugares donde menos empleados han salido del ERTE en todo el país. Tanto es así, que en Baleares hasta sube la cifra de nuevos ERTE en septiembre un 18%.

mapa-erte.png

El turismo, que ha sufrido un verano desastroso por los rebrotes y por la pérdida de atractivo de nuestro país en el exterior, concentra buena parte de los ERTE. En concreto, hay 6 sectores que acaparan el 15% de estos expedientes: las agencias de viajes, los servicios de alojamiento, el transporte aéreo, las actividades artísticas, las de azar y las artes gráficas. A continuación el desglose de todas las actividades afectadas.

captura-de-pantalla-2020-10-02-a-las-174912.png

En total, la factura de los ERTE para el erario público alcanza los 10.752 millones de euros entre los meses de abril y agosto. Eso sí, en esta cifra no se tiene en cuenta el dinero que deja de ingresar el estado por las exenciones de las cotizaciones. En agosto, el gasto en por los ERTE fue de 867 millones de euros

image006.jpg

El dato fundamental que el Gobierno ignora

El Gobierno publicó ayer los datos de los ERTE junto con los de paro y afiliación del mes de septiembre. A pesar de que nuestro país terminó el noveno mes del año con 696.774 parados más que hace 12 meses -la peor cifra desde 2009- y con 447.000 empleos destruidos -la peor desde 2013- el Ejecutivo socialista se ha dedicado a celebrar el dato mensual, que es el que menos relevancia tiene.

"Una muy buena noticia a juicio del Gobierno", "sin duda se trata de un dato positivo", "estamos ante un mensaje esperanzador", "el mejor mes de la serie histórica"... aplaudía el número dos de Yolanda Díaz, Joaquín Pérez Rey, en la rueda de prensa habitual tras la publicación de los datos.

Bien es cierto que el paro registrado ha descendido en septiembre en 26.329 personas respecto a agosto, su mayor descenso en este mes de toda la serie, iniciada en 1996, pero la estadística más fiable para hacer una radiografía del drama laboral por el que atraviesa España es la interanual. Además, que haya pocos parados de agosto a septiembre puede deberse a que la campaña de verano ha sido tan floja que no había tantos contratos que terminar. Preguntado por Libre Mercado sobre los motivos que llevan al Gobierno a destacar el dato mensual el lugar de tener en cuenta el interanual, Joaquín Pérez Rey, ha dicho "que hablar en términos interanuales, con una caída del empleo como la que se ha registrado en la crisis sanitaria, de alguna manera no son parámetros comparables. Extraer la covid de la comparación no parece muy oportuno". El analista José María Rotellar cree que es precisamente al contrario. "Claro que es relevante el dato interanual, porque marca el deterioro acumulado de lo que no está siendo recuperable. De hecho, son los peores datos interanuales desde la anterior crisis", le recuerda.

En Libre Mercado

    Servicios