Menú

Bruselas salva a la 'hamburguesa vegana' de perder el nombre de 'hamburguesa'

El sector cárnico es el defensor de que se prohíba esta terminología y, por otro, las grandes compañías de la industria vegana lo defienden.

0
El sector cárnico es el defensor de que se prohíba esta terminología y, por otro, las grandes compañías de la industria vegana lo defienden.
Hamburguesa vegana | Europa Press

La industria de los productos veganos crece cada vez más, ya se ha convertido en algo común que los restaurantes de comida rápida ofrezcan hamburguesas veganas y en las estanterías de los supermercados es cada vez más frecuente encontrar productos vegetales que simulan ser cárnicos. Tanto es así que el Parlamento Europeo está trabajando en la denominación de estos productos. Hasta ahora, la manera de referirnos a ellos es añadiéndoles el adjetivo vegano detrás. Sin embargo, desde Bruselas han estado estudiando prohibirlo.

Finalmente, el Parlamento Europeo (PE) votó ayer viernes en contra de limitar las denominaciones "hamburguesa", "salchicha", "filete", "escalope" y "burger" a los productos cárnicos. "La enmienda 165 ha sido rechazada, una victoria para todos los ecologistas y una gran derrota para el sector de la carne", dijo el eurodiputado Francisco Guerreiro, de los Verdes. Las grandes compañías de la industria vegana también celebran la decisión.

No obstante, la Eurocámara sí aprobó otra enmienda para impedir el uso de referencias como "del tipo", "estilo" o "alternativa" para comparar productos no lácteos a los lácteos -por ejemplo, la mantequilla de soja o la leche de almendra-, un extremo que aún debe negociarse con el Consejo (los países). El Tribunal de Justicia de la UE ya concluyó hace unos años que no se puede hablar de leche, nata, mantequilla, queso y yogur para productos no derivados de la leche pero la enmienda va más allá y busca impedir este tipo de referencias comparativas para asemejarlos a los lácteos tradicionales.

La posibilidad de limitar las denominaciones de la hamburguesa y salchicha a los alimentos fabricados con carne había generado un encendido debate en las últimas semanas entre el lobby del sector cárnico y las organizaciones ecologistas.

La alternativa terminológica de las marcas tampoco está clara. En 2017, cuando el TJUE emitió esa sentencia, las marcas pasaron a cambiar la palabra leche por bebida o simplemente soja’, entre otras denominaciones. Sin embargo, para la industria cárnica las variantes son más complicadas de encontrar.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia