Menú
José Cavero

Los estarán peinando

Los bancos están, estas semanas, desgranando sus resultados del 2000, de uno en uno. Empezaron La Caixa, Banesto, Popular, Bankinter y Guipuzcoano; los restantes están a punto de continuar, a la espera de la traca final que protagonizarán los megabancos. BSCH ya se ha visto en la necesidad de anticipar que incluso mejora sus previsiones, establecidas por encima del cuarenta por ciento de lo comprometido. Pese a la compra de Banespa en Brasil y algunas otras inversiones de riesgo en el Cono Sur. El BBVA fue bastante más modesto en sus previsiones, y parece que se contentará con resultados bastante más discretos, pero en todo caso enormes, y dentro de la tónica correspondiente al "mejor año de la historia de la banca española”. Los megabancos están terminando de “peinar” sus datos, antes de presentarlos en sociedad.

En cuanto a las Cajas, también están terminando de arreglarse, tras el formidable aperitivo de la supercaixa de don Josep Vilarasau. Los expertos alertan sobre la situación comprometida a la que ha conducido, a unas cuantas cajas, la nueva normativa del Banco de España de dedicar obligatoriamente unas cantidades muy estimables a un fondo contra la morosidad que parece que se viene avecinando sin remedio.

Ha sido año de cosecha bancaria extraordinaria, en el que se hace imprescindible hacer caja para eventuales tiempos menos felices.

0
comentarios