Menú

Supermercados americanos etiquetan productos en función de la tendencia sexual, raza o sexo del proveedor

Mediante el etiquetado se desvelará al público si los dueños del producto pertenece a un colectivo discriminado.

0
Mediante el etiquetado se desvelará al público si los dueños del producto pertenece a un colectivo discriminado.
Productos con el etiquetado especial | Giant Food

La ideología identitaria que profesa el izquierdismo internacional ha llegado hasta los supermercados. La cadena de EEUU Giant Food ha comenzado a informar a los clientes sobre los productos que son propiedad de mujeres, afroamericanos, asiáticos-Indios, hispanos, LGBT y asiáticos-pacíficos.

Mediante el etiquetado se comunicará al público si está adquiriendo un champú que pertenece a una compañía de una mujer o si, por el contrario, están llevándose un gel que no corresponde a un propietario que esté incluido en "las minorías discriminadas". Es decir, si los dueños de una compañía de galletas son hombres y blancos no llevarán ningún tipo de etiquetado especial y, por lo tanto, el cliente se verá en la tesitura de ser señalado, por no meter en el carrito, unas galletas de, por ejemplo, un empresario LGTBI.

La medida, propia de regímenes totalitarios, clasifica en función del género, tendencia sexual, raza, o procedencia geográfica, otorgando ventajas frente a aquellos propietarios de empresas que no forman parte de estos colectivos. Además, añaden información irrelevante sobre el artículo, con el único objetivo de abochornar al cliente y cargarlo de culpabilidad si no se lleva algunos de los productos con etiqueta especial.

La cuestión es que la multinacional Giant Food está orgullosa de ello y ha comunicado que esta iniciativa corresponde "a los esfuerzos por mostrar su compromiso con la diversidad de proveedores". Se entiende, por tanto, que la cadena americana priorizará un artículo en función de la identidad sexual, género o nacionalidad de los dueños de la marca, en lugar de limitarse a valorar la calidad del producto, que es, al fin y al cabo, lo que principalmente interesa a los clientes.

Para aquellos que anden perdidos con tanta etiqueta de colores, los trabajadores ayudarán en este primera fase de adaptación a distinguir si las natillas son de una compañía afroamericana o de un indio. Por ahora, hasta un total de 3.100 productos contarán con las etiquetas que irán actualizándose, no vaya a ser que la empresa caiga a manos de un hombre irlandés que, en ese caso, no gozaría de ninguna etiqueta especial.

En unas declaraciones recientes, Giant Food ha dejado claro que "se enorgullece de destacar mejor a nuestros diversos proveedores", recalcó Ira Kress, presidenta de la multinacional. "Estamos comprometidos a facilitar a los clientes la identificación de los atributos de los productos que son importantes para ellos mediante el fomento de una red diversa e inclusiva de proveedores que refleje los antecedentes y experiencias únicos de nuestra familia Giant, nuestros clientes y comunidades", concluyó la responsable de la multinacional, que actualmente cuenta con 153 farmacias, 82 bancos y 24 locales de Starbucks.

De esta forma se ha colado el izquierdismo posmoderno en las estanterías y neveras de estos supermercados y muchos de sus clientes ya lo verán hasta en la sopa.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD