Menú

Niños, "conciencia fiscal" o impuestos "de conducta": el Gobierno aviva la propaganda tributaria

La España 2050 de Sánchez quiere "focalizar" la propaganda fiscal entre los menores de edad, a los que califica como "futuros contribuyentes".

0
La España 2050 de Sánchez quiere "focalizar" la propaganda fiscal entre los menores de edad, a los que califica como "futuros contribuyentes".
Pedro Sánchez y María Jesús Montero | EFE

En la "España 2050" del Gobierno los menores de edad van a tener un papel protagonista, sobre todo, para Hacienda. A pesar de que ya hayan pasado más de 10 días desde su presentación, el informe elaborado por los 100 "expertos" de Pedro Sánchez sigue dando que hablar.

Los impuestos han sido uno de los temas principales del documento de casi 700 páginas, que contiene todo tipo de políticas económicas, laborales o ecologistas para que España encare el lejano 2050 a gusto del Gobierno. El IRPF, el IVA, el tabaco o el alcohol son algunos de los tributos que recomienda revisar (al alza) este grupo de economistas, sociólogos y científicos con el beneplácito del Ejecutivo. Su planteamiento podría suponer un sablazo fiscal de 80.580 millones de euros para los españoles, lo que implicaría una subida de impuestos sin precedentes.

Pero con expoliar el bolsillo del ciudadano no será suficiente: los expertos de Sánchez quieren persuadir a los contribuyentes de las bondades de pagar impuestos para que hagan su contribución a las arcas del Estado con el máximo convencimiento. Y claro, como conseguir este objetivo va a ser harto difícil entre los adultos, "España 2050" ha puesto en su punto de mira a los niños.

Niños o "futuros contribuyentes"

Así, como señala el texto, el Gobierno deberá "focalizar" la propaganda fiscal entre los menores de edad, a los que califica como "futuros contribuyentes". Con ello, ayudarían "a reducir el fraude fiscal y a fortalecer la concienciación social, que son igualmente relevantes". Este es el extracto donde lo reconocen:

Reforzar las campañas de comunicación y de concienciación. Desarrollo de estrategias y campañas de marketing con alusiones directas al destino de los recursos tributarios, segmentadas por perfiles y con estrategias de evaluación para conocer el impacto de las mismas. En este sentido, sería importante focalizar los esfuerzos entre los más jóvenes (los futuros contribuyentes) y en medidas de largo plazo dirigidas a cambiar valores y comportamientos. La modernización del Portal de Educación Cívico-Tributaria (PECT) podría ser un primer paso en esta dirección

El Portal de Educación Cívico-Tributaria es un proyecto de la AEAT que lleva en marcha en los colegios de nuestro país desde hace años. Consta de una página web dirigida a profesores y alumnos (desde primaria hasta bachillerato) en la que ensalzan el pago de impuestos entre los menores. Como ya publicó Libre Mercado, el fisco da charlas en los colegios y hasta celebra concursos en los que ganan los niños más concienciados, por ejemplo, con el pago del IVA.

portal-civico-tributario.jpg

La "formación tributaria" y la "moral fiscal"

Pero el documento de Sánchez no se queda aquí. En otro de sus extractos propone incluir en el temario de la educación secundaria lo que han bautizado como "formación tributaria". A lo largo del extenso texto, las alusiones a la "conciencia fiscal" de los ciudadanos son sistemáticas y hasta apuntan a la "moral fiscal" en el párrafo en el que se refieren a los jóvenes.

Mejorar la formación e información tributaria de la ciudadanía. Esta política tendría dos componentes: uno formativo, en el que se propone la inclusión de contenidos relacionados con las funciones del sistema tributario y la conciencia social fiscal en la educación secundaria; y uno informativo, donde se propone la combinación de políticas informativas e intervenciones conductuales que aumenten la moral y el cumplimiento fiscal.

"Intoxicar a los niños"

Economistas como Carlos Rodríguez Braun ven claro el plan de adoctrinamiento que se esta gestando en España. "Esta es una estrategia relativamente nueva de la Agencia Tributaria. Es verdad que los niños siempre fueron utilizados en la publicidad política, pero en el caso de los impuestos tradicionalmente acompañaban a la persona mayor, que era el objeto principal de la propaganda. Ahora parecen ser los propios niños los destinatarios de los mensajes, como se ve en la intención de intoxicarlos desde el colegio", señala el experto a este periódico.

Recientemente, Carlos Rodríguez Braun ha publicado junto a María Blanco el libro Hacienda somos todos Cariño, que trata precisamente de la propaganda de la Agencia Tributaria en las últimas décadas. "Todo sugiere que la opinión pública está cambiando y se resiste más que antes a los cantos de sirena fiscales. En la medida en que esto sea así, el Estado deberá arreciar con sus campañas, y en ese sentido tiene toda la lógica empezar a moldear las mentes desde las más tiernas edades de los futuros contribuyentes", añade el economista.

No será en 2050: ya está en marcha

Habrá quien pueda creer que todo este plan publicitario de Hacienda se dilatará hasta 2050, por lo que no hay motivos para preocuparse, o que el Gobierno no tiene por qué hacer caso a los expertos, y no les faltaría razón, pero la realidad es otra. Y es que, el plan publicitario de la Agencia Tributaria enfocado en los niños y en la "conciencia fiscal" ya ha comenzado. Así consta en el propio Plan Estratégico de la AEAT 2020-2023.

Los países de nuestro entorno más avanzados se dirigen hacia sistemas donde se potencian las actuaciones preventivas dirigidas a la mejora del cumplimiento de las obligaciones tributarias en período voluntario, promoviendo un ensanchamiento de las bases imponibles declaradas. Estas actuaciones preventivas, sin duda, comienzan y se basan en la creación de una conciencia fiscal, una finalidad en la que la educación cívico-tributaria desempeña un papel central. La Agencia Tributaria seguirá apostando por la potenciación de esa labor bajo el convencimiento de que la concienciación en las etapas iniciales del desarrollo de las personas resulta esencial en el comportamiento tributario en las etapas adultas.

Además, María Jesús Montero está acuñando términos como impuestos de "cambio de conducta" para justificar la subida fiscal a la clase media (por medio del IVA a los refrescos o al diésel). Estos eufemismos van encaminados a que el contribuyente crea que paga más fiscalidad por "su bien", por un bien "moral" o de "conciencia".

"Contribuimos para recibir" o "lo que defraudas tú, lo pagamos todos" son algunos de los eslóganes de las últimas campañas publicitarias de Hacienda. La Agencia Tributaria lleva desde 2016 sin emitir ningún anuncio, aseguran desde el organismo a Libre Mercado. El motivo no ha sido que Hacienda haya decidido dejar de publicitarse, como estamos viendo. Según explican, "las diferentes campañas electorales" que se han venido sucediendo en los últimos años "nos dejaban sin margen o impedían su emisión". En este enlace pueden verse los ocho últimos años de anuncios del fisco (2015 y 2016 no constan por "derechos de imagen"). No serán los últimos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot