Menú

Por qué Warren Buffet tampoco va a dejarle toda su fortuna a sus hijos

Desde que anunciase en 2006 su intención de donar prácticamente toda su fortuna, el ahora sexto hombre más rico del mundo se ha deshecho de la mitad.

0
Desde que anunciase en 2006 su intención de donar prácticamente toda su fortuna, el ahora sexto hombre más rico del mundo se ha deshecho de la mitad.
Warren Buffett es el sexto hombre más rico del mundo y desde 2006 ha donado la mitad de su fortuna | Alamy

En 2006, Warren Buffet comunicó su intención de regalar la práctica totalidad de su fortuna, cuando tenía 75 años y 474.998 acciones de Berkshire Hathaway. Ahora, con su última donación de 4.100 millones de dólares (algo más de 3.400 millones de euros) anunciada el pasado miércoles que apenas le queda por deshacerse de la otra mitad.

En una nota dirigida a los accionistas de la compañía y difundida por la CNBC, Buffet trasladó que ya se encontraba "a mitad de camino" de cumplir con su propósito al haber reducido su participación a 238.624 acciones, valoradas en 100.000 millones de dólares (84.000 millones de euros aproximadamente), la sexta fortuna más grande del mundo según Forbes.

Esta última donación ha sido repartida entre la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Susan Thompson Buffett, la Fundación Sherwood, Fundación Howard G. Buffett y Fundación NoVo. A lo largo de los años, sus 16 contribuciones anuales a estas cinco fundaciones ascienden a un valor de 41.000 millones de dólares (alrededor de 34.000 millones de euros).

La razón de que Buffet haya destinado ya la mitad de su patrimonio y pretenda destinar la otra mitad a la filantropía reside en su convicción de que las fortunas tan inmensas pueden terminar perjudicando a sus herederos. Por ello, cree más adecuado dejarles "lo suficiente para que puedan hacer cualquier cosa, pero no lo suficiente para que no puedan hacer nada".

La realidad es que los hijos de Buffett sí han recibido herencia por parte de su padre y, aunque no puede compararse con la inmensa riqueza de éste, no es para nada despreciable. Ambos tienen respectivas fundaciones a su nombre de miles de millones de dólares, que figuran entre las cinco fundaciones mencionadas anteriormente a las que el nonagenario multimillonario ha destinado ya gran parte de su fortuna.

Las acciones de Berkshire han alcanzado su máximo histórico en 2021, tras experimentar una sorprendente recuperación del 20% pese a los efectos económicos de la pandemia, mejorando así las previsiones por parte de muchos de los negocios del conglomerado.

Actualmente, Buffett es el principal accionista de Berkshire con en torno al 39% de las acciones.

Más multimillonarios que piensan como Buffet

Warren Buffet no es el único multimillonario con esta particular perspectiva sobre el traspaso de fortunas masivas a los herederos. En esta misma línea se encuentra, por ejemplo, Bill Gates, el 4º más rico en la lista Forbes, también debido a la experiencia perjudicial de la herencia que ha observado en casos similares.

Otros como Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, también excluyó a sus hijos del imperio empresarial bajo la marca sueca, destinándose tras su muerte sus casi 40.000 millones de euros a la Fundación Ingka, que controlará Ikea y de la cual dejó fuera a su familia.

De igual forma, Mikhail Fridman, fundador de Alfa Group y uno de los 10 hombres más ricos de Rusia en el último lustro, desheredó a sus hijos. Sus razones, sin embargo, no fueron filantrópicas: también creía que heredar una gran cantidad de dinero podía llegar a arruinarles la vida a sus hijos, además de ser un fuerte partidario de la cultura del esfuerzo.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot