Menú

La agonía de Evergrande: el gigante inmobiliario chino se acerca a la quiebra

Evergrande ya ha visto caer un 28,9% el beneficio neto, hasta 1.375 millones de euros, y un 16,5% la facturación en los seis primeros meses del año.

0
Evergrande ya ha visto caer un 28,9% el beneficio neto, hasta 1.375 millones de euros, y un 16,5% la facturación en los seis primeros meses del año.
Centro de oficinas de Evergrande | Alamy

Tras reconocer su riesgo de incurrir en impagos a finales de agosto ante las dificultades para obtener la liquidez necesaria por la suspensión de los trabajos en varios de los proyectos desarrollados por la compañía, ahora el grupo chino Evergrande, uno de los gigantes inmobiliarios del país, ha comunicado a la Bolsa de Hong Kong que se encuentra en riesgo de insolvencia cruzada.

La insolvencia cruzada supone un escenario en el cual, ante la suspensión de pagos de un deudor con uno solo de sus acreedores, el resto de ellos reclaman la devolución de sus préstamos por medio de una cláusula precisamente de insolvencia cruzada. En el caso de Evergrande, esta situación estaría provocada por el incumplimiento por parte de dos de sus filiales de sus obligaciones de garantía debido a problemas de liquidez.

En concreto, dichas obligaciones ascienden a 934 millones de yuanes (122 millones de euros), si bien el riesgo de insolvencia cruzada puede alcanzar hasta un total de 1,97 billones de yuanes (258.000 millones en deuda).

"El grupo tiene riesgos de impago de préstamos y litigios fuera de su curso normal de negocios", advertía ya la compañía a finales de agosto al tiempo que informaba de la adopción de medidas para mitigar sus problemas de liquidez. Entre estas, la venta de determinadas participaciones en China Evergrande New Energy Vehicle Group y Evergrande Property Services, el control de costes, el cobro de pagos o la introducción de nuevos inversores para aumentar el capital social parecían ser la solución para mejorar la liquidez, aliviar la presión financiera y reducir la deuda.

Cuentas más que preocupantes

La realidad, sin embargo, es que Evergrande ya ha visto caer un 28,9% el beneficio neto en los seis primeros meses del año, hasta 10.499 millones de yuanes (1.375 millones de euros), mientras que la facturación de la compañía se redujo un 16,5% respecto de la primera mitad de 2020, hasta 222.690 millones de yuanes (29.166 millones de euros).

Por otro lado, la compañía contaba con liquidez o equivalentes por importe de 86.772 millones de yuanes (11.364 millones de euros), una cifra un 45% inferior a la contabilizada un año antes. Además, el pasivo en el primer semestre de la compañía ascendía a 1,966 billones de yuanes (257.490 millones de euros), con una deuda de 571.775 millones de yuanes (74.886 millones de euros) que continúa incrementando.

Para más inri, las acciones de la compañía en la Bolsa de Hong Kong han caído un 9%.

Evergrande apunta a los "informes negativos"

La compañía ha vinculado este impacto adverso sobre su situación a la circulación en el mercado de "algunos informes negativos" que afectarían negativamente a su liquidez. Como consecuencia, el grupo habría incurrido en retrasos en los pagos a proveedores y en las comisiones de construcción en el negocio de promoción inmobiliaria, suspendiendo así determinados proyectos.

No obstante, Evergrande ha señalado que, con la coordinación y el apoyo del Gobierno, actualmente está negociando con proveedores y contratistas para conseguir reanudar las obras de construcción de estos proyectos.

Según ha informado en su comunicado a la Bolsa de Hong Kong, la compañía está estudiando su situación de liquidez y vías posibles de reestructuración, las cuales consistirían desde demoras en los pagos hasta cancelaciones de intereses o venta de propiedades, en negociaciones siempre con sus proveedores.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot