Menú

De los 'cheques' a los jóvenes a los nuevos impuestos: así serán los Presupuestos más caros de la historia

Rebajan a 1.500 euros anuales el máximo de aportación desgravable por planes individuales de pensiones. Sube el Impuesto de Matriculación.

0
Rebajan a 1.500 euros anuales el máximo de aportación desgravable por planes individuales de pensiones. Sube el Impuesto de Matriculación.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, participa en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario | EFE

El Gobierno ha aprobado este jueves el anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022, los más caros de la historia de España. Así, las cuentas del año que viene tendrán un nuevo techo de gasto récord a pesar de que las partidas derivadas de la pandemia del coronavirus han caído (prestaciones por ERTE, por cese de actividad de los autónomos…).

En concreto, el límite de gasto no financiero aprobado para 2022 será de 196.142 millones de euros, por encima de los 196.097 millones de 2021. Para el próximo año, el Gobierno ha establecido una optimista tasa de referencia de déficit del 5%. En cuanto a la deuda, María Jesús Montero asegura que se situará en el 115,1% del PIB.

Montero estima que las cuentas públicas podrían llegar al Congreso de los Diputados el próximo miércoles, 13 de octubre. Ese día, el Gobierno presentará el libro amarillo, en el que se exponen las principales cifras del Presupuestos para 2022, acompañado de un informe de género.

Más gasto

Entre las partidas de gasto, esta semana hemos conocido que el Gobierno piensa usar el dinero de los contribuyentes para regalar varios cheques al colectivo juvenil. El último es de 400 euros para los jóvenes que cumplan los 18 años y que podrán destinar a la compra de libros o la asistencia a actividades que el Estado considere artísticas. Dicho de otra forma, al ocio. Esta partida "cultural" costará 210 millones de euros.

Además, el Ejecutivo también se ha sacado de la manga un bono joven de alquiler, consignado con más de 200 millones euros. Se aplicará a contratos de arrendamiento con un límite máximo de unos 600 euros. El bono está dotado con 250 euros mensuales y va dirigido a los jóvenes de entre 18 y 35 años con salarios inferiores a 23.725 euros.

Además, las cuentas de 2022 recogerán una subida salarial de los empleados públicos del 2% y una revalorización de las pensiones de acuerdo a la inflación media de los doce meses anteriores que se registre en noviembre de este año. Sin embargo, las pensiones mínimas y no contributivas subirán un 3% en 2022.

Montero ha explicado que la partida de pensiones contará el próximo año con un montante de 171.165 millones de euros, un 4,8% más en términos agregados respecto a 2020. La ministra ha señalado que se trasferirá a la Seguridad Social 4.000 millones de euros adicionales por los gastos impropios que asume con el objetivo de hacer sostenible sus cuentas.

Además, ha anunciado que el Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), empleado como referencia para becas y otras ayudas, subirá en 2022 un 2,5%.

Más recaudación

El anteproyecto de Presupuestos prevé unos ingresos tributarios de 232.352 millones de euros el próximo año, lo que supone un aumento recaudación del 8,1% respecto a la previsión de cierre de 2021, año en el que los ingresos fiscales crecerán más de un 10%.

El incremento para 2022 responde al crecimiento de la recaudación en todas las figuras fiscales. En concreto, para el IRPF se prevé un alza del 6,7%, hasta los 100.132 millones; para Sociedades se contempla una subida de recaudación del 11,8%, hasta los 24.477 millones y para el lVA del 9,5%, hasta los 75.651 millones.

De su lado, más de 40.000 millones se destinarán a inversiones y transferencias de capital. "Se trata de la mayor inversión de la historia", ha presumido la ministra. Dentro del reparto de los más de 27.000 millones correspondientes a los fondos europeos, casi nueve de cada diez euros del Plan de Recuperación se destinarán a inversión.

Más impuestos

El proyecto de Presupuestos incorpora algunas novedades fiscales, siendo la más novedosa el establecimiento del tipo mínimo del 15% para las empresas que facturen más de 20 millones de euros, que el PSOE pactó con Podemos esta semana. La medida golpeará a 1.070 empresas de las que el Gobierno pretende sacar unos 400 millones de euros.

Junto con este cambio en el Impuesto sobre Sociedades, las cuentas del próximo año incorporan otras dos novedades fiscales: la congelación del sistema de módulos por el que tributan gran parte de pymes y autónomos, y la reducción de las aportaciones individuales a planes de pensiones con derecho a deducción.

Así, el Gobierno ha rebajado a 1.500 euros anuales el máximo de aportación que puede desgravarse en el IPRF por planes individuales de pensiones. En paralelo, se eleva hasta 8.500 euros la aportación deducible en el caso de los planes colectivos o de empresa. El año pasado ya se bajo de 8.000 euros a 2.000 euros este tope de aportaciones deducible para los planes individuales en aras de fomentar más los colectivos.

Además, el impuesto de matriculación se incrementará a partir del 1 de enero de 2022, ya que la enmienda que se introdujo en los Presupuestos de este año para aplazar su incremento decae el próximo 31 de diciembre.

La titular de Hacienda explicó que el aplazamiento de la entrada en vigor de la reforma del Impuesto de Matriculación para adaptarse a las nuevas exigencias medioambientales, que en la práctica suponía un incremento del mismo, se extendió hasta el 31 de diciembre mediante una enmienda a los Presupuestos de este año, por lo que el incremento de este tributo entrará en vigor el próximo ejercicio.

Durante la tramitación de los Presupuestos de 2021 en el Senado, el Grupo Parlamentario Socialista rectificó su posición inicial y aceptó la congelación del impuesto de matriculación hasta final de año, después de que los partidos de la oposición forzasen este cambio de parecer para rebajar la subida del precio de los vehículos tras la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP el pasado 1 de enero.

Dicho impuesto está ligado a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que homologa cada automóvil. Al cambiar la legislación y hacerla más estricta, los coches registran una cifra mayor, por lo que pueden saltar de tramo en la tasa y tener que pagar más por el impuesto de matriculación.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia