Menú

Alberto Garzón, de frutero a cocinero: ahora presenta un recetario de comida "barata y saludable"

El ministro de Consumo se mete en la cocina de los españoles presentando un libro con 40 recetas "rápidas, sencillas, baratas y saludables".

El ministro de Consumo se mete en la cocina de los españoles presentando un libro con 40 recetas "rápidas, sencillas, baratas y saludables".
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, posa con el libro 'Comida rápida, barata y saludable'. | Europa Press

Alberto Garzón presentó el miércoles el recetario Comida rápida, barata y saludable. El anticonsumista ministro de Consumo, que ha puesto en la picota a distintos sectores económicos, desde las eléctricas y el turismo a las casas de apuestas, ha dedicado gran parte de sus esfuerzos como ministro en atacar el sector alimentario: el azúcar, las bebidas energéticas, la publicidad de chocolates, bollos, galletas y zumos destinada a menores, la carne... por citar sólo algunos ejemplos. Nada escapa al control de su Ministerio.

Aunque no todo ha sido prohibir. En su afán por llenar de contenido a su cartera, Alberto Garzón ha dado también consejos para llevar una alimentación más sana, como el pasado mes de julio recomendando en Twitter el consumo de verduras de temporada, lo que le valió el calificativo de "ministro frutero".

Ahora da un paso más, con este libro de 40 recetas que "buscan ser una herramienta para combatir el sobrepeso" y, cómo no, "la desigualdad".

Al menos no ha incluido la perspectiva de género en la elaboración de las recetas, algo muy del gusto de este Gobierno.

Prólogo de Garzón

El recetario, que puede descargarse en pdf, se ha elaborado bajo la dirección de la doctora en Farmacia y nutricionista Marián García, con la colaboración de la chef María José San Román, que cuenta con una estrella Michelín, y de la periodista Arantxa Castaño, y presentado por el propio Garzón, que señala que "a lo largo de la historia, la alimentación ha sido un eje vertebrador de todos los pueblos y civilizaciones. En torno a ella –desde la recolección de frutos hasta el intercambio de productos o la elaboración de las comidas– se han configurado las culturas. Comer es un acto cotidiano influido por lo social, emocional y cultural y, a día de hoy, nuestra sociedad también está marcada por cómo, cuándo y qué ingerimos".

Añade el ministro que "nuestro país goza de una de las mejores tradiciones gastronómicas del mundo". Y vuelve a arremeter contra el consumo "no saludable" de grasas, sales y azúcares, señalando que "la falta de tiempo, renta e información, o la facilidad para acceder a las opciones industriales ricas en grasas, sales y azúcares dan como resultado que nos desarraiguemos del origen de los alimentos y del impacto de nuestra alimentación sobre nuestra salud y sobre el planeta". Y ese es la justificación última del recetario: "Una propuesta sencilla para preparar comidas de forma rápida, barata y saludable. Y lo hace con productos de nuestra tierra, apoyando el trabajo y el esfuerzo de miles de familias que se dedican a producirlos respetando el medio ambiente".

Rápidas, sencillas, baratas y saludables

Uno de los atractivos del recetario es que la mayoría de las recetas pueden cocinarse en menos de diez minutos y su elaboración, con ingredientes disponibles en cualquier supermercado, es sencilla a partir de técnicas culinarias básicas. Además, son baratas, con un coste de entre uno y dos euros por ración (el 35% está por debajo de un euro y el 90% por debajo de dos euros). Y por supuesto, son saludables, siguiendo las pautas de las guías nutricionales más actuales, como el famoso Plato de Harvard, y atractivos desde el punto de vista del sabor.

El libro incluye snacks o entrantes como chips de kale, guacamole con palitos de zanahoria, falso sushi o humus de remolacha con crudités; platos completos como alubias confetti, salmón exprés al microondas, poke de pollo estilo Harvard, garbanzos con pisto y ras el hanout y rainbow wrap con salsa de anchoas. Y después de los entrantes y los platos completos, los postres: helado casero de yogur, chocolate y plátano, pudding de chía con mango o batido de plátano y arándanos con avena, entre otras delicias.

Temas

En Libre Mercado