Menú

'Liberalismo a la madrileña': así se ha convertido Madrid en la capital del capitalismo

Madrid supera en 20 puntos a Cataluña en el Ránking de Liberalización Regional, que mide la apertura al capitalismo de las distintas autonomías.

0
Madrid supera en 20 puntos a Cataluña en el Ránking de Liberalización Regional, que mide la apertura al capitalismo de las distintas autonomías.
Un repaso a los avances liberales de Madrid, de Aguirre a Ayuso | Cordon Press

La apuesta de Madrid por políticas basadas en la defensa y la promoción del libre mercado va camino de cumplir veinte años y los resultados son cada vez más evidentes. De hecho, las últimas estimaciones del grado de libertad económica imperante en las distintas comunidades autónomas revelan que la región gobernada por Isabel Díaz Ayuso se sitúan un 35% por encima del promedio nacional.

Esta es una de las conclusiones centrales de "Liberalismo a la madrileña" (Ediciones Deusto, 2021), el nuevo libro del analista económico Diego Sánchez de la Cruz. El colaborador habitual de Libre Mercado y EsRadio incluye en dicho trabajo un Ránking de Liberalización Regional que mide el nivel de apertura económica vigente en nuestras autonomías. Madrid lidera dicha tabla, con 80,3 puntos sobre 100, más que duplicando el resultado de Extremadura, que ocupa el farolillo rojo con 38,3 puntos, tras décadas de predominio socialista. Por comparación, Cataluña recibe 20 puntos menos en esa misma evaluación.

"Los datos son claros: el capitalismo está vinculado a una mejora en las condiciones de vida de las personas. Esto no solo es evidente comparando países, sino también regiones. Así, si comparamos la realidad de las tres comunidades con más libertad económica con la situación de las tres regiones donde predominan las recetas de corte socialista, podemos ver que las primeras crecen un 20% más, tienen 6.000 euros más de renta per cápita, registran una tasa de paro 4 puntos más baja, gozan de una tasa de emprendimiento dos veces mayor y presentan unas emisiones per cápita de CO2 un 65% más bajas", explica el autor.

Sánchez de la Cruz recalca que "en los índices que miden la aceptación social al capitalismo, España aparece relativamente mal posicionada. En cambio, en Madrid vemos que cada vez hay más gente partidaria del libre mercado. Esto se explica por dos dinámicas. La primera es de corte popular y tiene que ver con la naturaleza abierta y plural de la sociedad madrileña. El 40% de su población viene de otras regiones o países. Por tanto, Madrid representa una promesa de oportunidad, donde empezar una nueva vida a base de esfuerzo y de trabajo duro. La segunda dinámica es de tipo intelectual y está ligada a la gran influencia que tienen las ideas liberales en la esfera pública madrileña. La defensa del mercado que leemos en medios de comunicación como LD, que emana del trabajo de distintas fundaciones y think tanks, que propagan influyentes periodistas y economistas radicados en la región… ha hecho que la política madrileña se mueva progresivamente hacia estas ideas, consolidando una suerte de "hegemonía cultural" de corte capitalista que, como cabía esperar, ha desquiciado a la izquierda, porque propone un modelo alternativo y seduce a cada vez más personas que antaño confiaban su suerte a las ideas socialistas".

Madrid, "capital del capitalismo"

En "Liberalismo a la madrileña", el autor subraya que, "desde Esperanza Aguirre hasta Isabel Díaz Ayuso, Madrid ha bajado 65 veces los impuestos. Esto ha hecho que la presión fiscal normativa de Madrid sea hoy 47 puntos inferior a la de Cataluña. ¿Qué ha supuesto esto? En euros contantes y sonantes, significa que la familia media se ha ahorrado más de 20.000 euros en impuestos a lo largo de las dos últimas décadas. Y, aunque la izquierda pretenda caricaturizar el "modelo madrileño" como un sistema fiscal al servicio de los ricos, los datos acreditan que el 85% del ahorro fiscal ha ido a parar a contribuyentes de rentas medias y bajas".

El ensayo también se refiere a otras cuestiones, como las iniciativas de desregulación y liberalización que ha impulsado Madrid a lo largo de los años o la introducción de la gestión privada y la competencia en la prestación de servicios básicos. Sobre este último punto, Sánchez de la Cruz destaca que "es una gran mentira que el sistema liberal perjudique el sistema de salud o de educación. Los resultados de Madrid son superiores en estos dos campos y en el libro lo demuestro con todo tipo de indicadores comparados".

Por otro lado, el autor critica el "socialismo a la madrileña" haciendo un recorrido de los años de gobierno del PSOE en el gobierno autonómico ("el PIB ha crecido un 27% más en la etapa de gobierno del PP que en la del PSOE. En los años de gestión socialista, el PIB aumentaba casi a la par con Cataluña, mientras que en los años de aplicación de medidas liberales Madrid avanza un 30% más rápido") y refresca lo ocurrido en el Ayuntamiento de la capital cuando la gestión estuvo en manos de la coalición comunista Ahora Madrid ("su etapa se movió entre la improvisación, el sectarismo y la mala gestión. Decían que venían a hacer la revolución, pero en la práctica se dedicaron al "comunismo de amiguetes", regando con millones y millones de gasto a sus organizaciones afines").

Finalmente, la obra comenta la gestión de la pandemia con una entrevista con Isabel Díaz Ayuso y las valoraciones de expertos internacionales de las Universidades de Stanford y Harvard, que avalan la apuesta madrileña por la adaptación como un ejemplo a seguir en la lucha contra el coronavirus. "No tenía sentido oponer salud a economía, porque ambas van de la mano. Madrid demostró su acervo liberal en las circunstancias más difíciles. Mientras toda Europa se encerraba, Madrid se convirtió en la región más abierta del continente", concluye Sánchez de la Cruz.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia