Menú

Lío en Cibeles: Ortega Smith se niega a negociar los presupuestos de Almeida para 2022

"Que le vaya bonito", espetó Ortega Smith al regidor. Las diferencias entre azules y verdes pueden bloquear 60 millones de rebaja fiscal.

0
"Que le vaya bonito", espetó Ortega Smith al regidor. Las diferencias entre azules y verdes pueden bloquear 60 millones de rebaja fiscal.
Las cuentas de Cibeles para 2022, en el aire | EFE

"Que le vaya bonito. Con Vox no cuente". Con esas palabras, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, José Ortega Smith, anunciaba al alcalde de la capital, el popular José Luis Martínez Almeida, su negativa a negociar los presupuestos del consistorio para el año 2022. Precisamente ahora que azules y verdes se ponen de acuerdo para sacar adelante las cuentas del gobierno autonómico que preside Isabel Díaz Ayuso, la discrepancia entre ambas formaciones sacude la política municipal de forma abrupta.

"Han pasado dos años y medio desde que Manuela Carmena no es alcaldesa. No se puede vivir de las rentas", espetó Ortega Smith al regidor durante el Pleno Municipal celebrado ayer en Cibeles. Martínez Almeida le respondió recordando que los concejales de Vox "han votado junto a los concejales de Manuela Carmena hasta en veinticinco ocasiones, frente a solo diecisiete pronunciamientos en los que se han alineado con PP y Cs".

Fuentes del gobierno municipal explican a este diario que no entienden la decisión de Ortega Smith, porque consideran que el Ayuntamiento ha cumplido "el 92% de los acuerdos suscritos con Vox en el pacto de investidura". De hecho, Almeida ha apuntado que los verdes "se están haciendo a sí mismos el cordón sanitario".

Uno de los asuntos más delicados en las relaciones entre las distintas agrupaciones de la derecha es la política de movilidad. En este sentido, Vox considera que la estrategia Madrid 360 supone, en la práctica, la continuidad de Madrid Central, lo que Ortega Smith interpreta "una continuidad de las políticas de la izquierda".

Desde el PP insisten, no obstante, en que la cuestión de la movilidad debe abordarse en la comisión pertinente y recalcan que, cuando Almeida presentó la estrategia Madrid 360, Vox se pronunció de manera favorable. "Vox pone en peligro la rebaja de impuestos a las familias y las empresas, así como las partidas de gasto dedicadas a nuevas infraestructuras u organizaciones como Cáritas", lamentan en Cibeles.

Los azules no entienden que Vox no se haya sentado siquiera a negociar los presupuestos para 2022. "Se puede hablar de todo. ¿No les gusta una partida de gasto? Se puede quitar. ¿No les convence una rebaja de impuestos? Se puede ampliar. Si algo ha hecho Engracia Hidalgo, la delegada del área de Hacienda, a lo largo de su vida es cuadrar presupuestos y llegar a acuerdos. Pero para eso hace falta sentarse, negociar y trabajar", explican a este diario.

Hasta ahora, el entendimiento entre PP, Cs y Vox había propiciado rebajas de impuestos valoradas en 500 millones de euros, así como un aumento del gasto social hasta el entorno de los 1.000 millones, todo sin comprometer el superávit presupuestario y a pesar del impacto del covid-19 en las cuentas públicas.Como explicó Libre Mercado, las cuentas pactadas por PP y Cs para el año 2022 recogen un aumento del gasto valorado en 330 millones de euros, así como una rebaja fiscal valorada en más de 60 millones de euros.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia