Menú

El Gobierno de Biden culpa de la inflación a la "codicia empresarial" y los "conglomerados cárnicos"

El presidente estadounidense, cuya popularidad ha caído en picado, carga contra el sector agroalimentario y le culpa de la mayor inflación en 40 años.

El presidente estadounidense, cuya popularidad ha caído en picado, carga contra el sector agroalimentario y le culpa de la mayor inflación en 40 años.
Joe Biden, en una de las escasas ruedas de prensa que ha celebrado en 2021 | EFE

La inflación sigue desbocada en Estados Unidos. El último boletín mensual situó el IPC de noviembre en el 6,8%, lo que supone el nivel más alto de las cuatro últimas décadas. Peor aún es la subida de precios observada entre los mayoristas, que están pagando hoy un 9,6% más que hace un año. No es de extrañar, pues, que la Reserva Federal haya reconocido que el problema ya es "generalizado" y, además, no puede considerarse "transitorio".

Expertos monetarios como Juan Castañeda, director del Instituto Internacional de Investigaciones Monetarias, advirtieron un año y medio de que los precios subirían con fuerza, como consecuencia necesaria de una política poco convencional que ha sostenido en pie el endeudamiento masivo de los gobiernos a cambio de aplicar tipos de interés cercanos al 0%, desarrollar enormes programas de compra de activos y articular diversas iniciativas orientadas a monetizar las emisiones de deuda pública.

Estas medidas no convencionales de política monetaria han multiplicado por tres la circulación de dinero en la economía, causando un evidente desequilibrio en los precios. A todo esto hay que sumarle el déficit público, que contribuye a que tales excesos se agraven. La propia FED ha reconocido que la situación es delicada y pretende resolver el problema a base de replegar estos estímulos en los próximos meses, lo que también inducirá un menor endeudamiento público ante la imposibilidad de monetizar tales emisiones.

El trasnochado discurso de la izquierda

Sin embargo, la izquierda estadounidense está planteando una nueva narrativa económica que, de hecho, hunde sus raíces en el viejo discurso que articularon los progresistas norteamericanos hace ahora un siglo. Ahora, el Partido Demócrata vuelve a las andadas e insiste en ligar el encarecimiento de los a la "codicia empresarial".

La responsable de comunicación de la Casa Blanca, Jen Psaki, abrazó abiertamente esta retórica en su último encuentro con los medios. No solo eso, sino que Psaki agregó que este discurso cuenta con el visto bueno del propio presidente Joe Biden, quien apenas ha celebrado un puñado de ruedas de prensa a lo largo del último año.

El intercambio fue el siguiente:

Pregunta: Hay varios grupos progresistas y legisladores demócratas que están expresando con creciente frecuencia la idea de que la alta inflación está siendo impulsada por la codicia empresarial. ¿El presidente Joe Biden está de acuerdo con esta teoría?

Respuesta: El presidente piensa que la forma en que las familias estadounidenses están digiriendo la inflación es a través de pagar precios más altos. Si uno se fija en lo que pasa y lo analiza sector por sector, encuentra por ejemplo que los conglomerados cárnicos están actuando de forma codiciosa. La gente va al supermercado, compra uno, dos o cinco kilos de carne y comprueba que los precios son más altos. En opinión del presidente Joe Biden y del Secretario de Agricultura, esto se debe a lo que podríamos llamar codicia empresarial de los conglomerados cárnicos. En otros sectores vemos que el encarecimiento se explica por problemas en las cadenas de suministro, caso del sector energético. Pero es evidente que hay empresas que se están beneficiando de la pandemia.

El Nobel de Economía, Robert Shiller, explica en su libro Narrativas Económicas (Deusto, 2020) que este tipo de retórica ya fue recurrente en torno a la I y la II Guerra Mundial, cuando la izquierda denunció la codicia empresarial como un factor que supuestamente habría generado subidas de precios. El siguiente gráfico muestra la frecuencia con la que se citó la palabra "profiteer" en los periódicos y libros publicados en el país norteamericano entre 1900 y 2008/9.

narrativa-codicia-empresarial-inflacion.png

Kirchner respalda a Biden

Cristina Fernández de Kirchner, ex presidenta y actual vicepresidenta del gobierno argentino, no tardó en hacerse eco de tal estrambótico pronunciamiento, compartiendo un mensaje en el que pidió que se escuche "atentamente" a Psaki, quien "no es argentina, mucho menos peronista", pero que aparentemente comparte con la izquierda bolivariana una misma forma de entender la evolución de los precios:

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador