Menú

Alberto Garzón dice que su guerra a la carne será "la línea de trabajo de todos los países occidentales"

El ministro de Consumo, lejos de retractarse, dice que lo que propone es el camino que sigue Occidente.

Libre Mercado
0
El ministro de Consumo, lejos de retractarse, dice que lo que propone es el camino que sigue Occidente.
Granja española en Valencia | EFE

La polémica en torno al ataque de Alberto Garzón no se apaga y de ello se encarga él mismo, además de sus socios de gobierno. En una de sus últimas entrevistas, concedida a Infolibre, dice que "en absoluto" se arrepiente de lo dicho en The Guardian sobre la carne española en macrogranjas y añade que sus declaraciones fueron "impecables". "Lo mantengo y se convertirá en línea de trabajo de todos los países occidentales", sostiene, "de hecho, ya lo es, pero lo será en mayor medida en el futuro inmediato".

Tratando de no alimentar los roces dentro de su gobierno tras declaraciones como las de Luis Planas, Garzón insiste en que el Ejecutivo va a poner coto a las grandes granjas, con límites a las cabezas de ganado. "Lo que yo he hecho ha sido explicitar un diagnóstico, lo que hemos hecho y lo que vamos a hacer. Se trata de un diagnóstico compartido con la línea de trabajo de un Gobierno que, entre otras cosas, ha declarado la emergencia climática y asume los objetivos de la Agenda 2030", afirma, añadiendo será "cuestión de meses".

Cuestionado sobre quién será capaz de pagarse en un futuro la carne, Garzón rescata las recomendaciones alimentarias de su ministerio y apunta que "la transición ecológica cuesta dinero y hace falta financiación". "Tiene que haber un empuje y una protección por parte del Gobierno en las transformaciones del modelo de producción y consumo. Tenemos que entender que nuestro modelo de producción y consumo tiene que cambiar. Es un modelo de insostenible y por lo tanto tenemos que cambiar nuestros hábitos", afirma el ministro, que reitera que "el tipo de alimentación que llevamos también tiene un impacto ecológico".

"Corregir los excesos en nuestro consumo de carne, por ejemplo, redunda positivamente en la salud y el planeta. Consumir menos carne, pero que la carne que se consuma sea de mayor calidad, es una victoria para todos", defiende Garzón, "para el cuerpo, para el planeta" y también para la "ganadería extensiva, social y familiar" que también ha irritado con sus declaraciones en un diario internacional.

El ministro insiste en la entrevista en que las directrices internacionales al respecto son "muy claras" y también "la evidencia científica". "Todo apunta en la dirección de lo que yo estoy diciendo", apunta, "estoy convencido de que en el Gobierno tiene una máxima aceptación". Y vuelve a culpar a la "extrema derecha" de la situación creada por la difusión, dice, de un "bulo".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia