Menú

El PP se suma al intervencionismo de precios y pide que los test valgan 2 euros

En lugar de criticar que la venta de test esté limitada a las farmacias, García Egea opta por medias liberticidas.

El PP se suma al intervencionismo de precios y pide que los test valgan 2 euros
EFE

Al más puro estilo socialista, el PP también quiere regular los precios de los productos que se venden en el mercado. El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha exigido este miércoles al Gobierno de Pedro Sánchez que los test de antígenos tengan un precio máximo de dos euros y que incluso sean gratuitos para las familias "cuyo nivel de renta no les permita adquirir" estas pruebas. Tras criticar que no haya intentado bajar los precios antes de Navidades como le pidió su partido, ha preguntado cuánto dinero ha recaudado el Ejecutivo en impuestos por los test de antígenos.

"Proponemos que los test tenga un precio máximo de dos euros y vamos a pedirle al Gobierno que no acabe el día de hoy sin que los test tengan ese precio máximo", ha declarado el número dos del PP ha preguntado además al Gobierno "cuánto ha recaudado en impuestos" estas semanas por esas pruebas. Parece que García Egea no sabe que los test de antígenos están exentos de IVA en España.

Así, en lugar de optar por un discurso a favor de impulsar la oferta en el mercado de los test de antígenos o criticar que el Gobierno tenga limitados los puntos de venta a las farmacias, lo que impide la competencia y las bajadas de precios, Teodoro García Egea ha optado por medias liberticidas.

El ejemplo de que cuantas más empresas vendan test más barato es su precio lo tenemos en Alemania o Portugal, donde los test se comercializan hasta en los supermercados, lo que ha aumentado considerablemente la oferta, la competencia y ha disminuido su coste. Por ejemplo, en Portugal, Mercadona los vende a 2,10 euros la unidad y, en Alemania, Aldi los comercializa a 1,79 euros. Francia ha sido el último en autorizar su venta en supermercados.

En España, el Gobierno tiene limitados los puntos de venta de los test a las farmacias, una barrera que está contribuyendo sobremanera a empeorar su escasez. Es por eso que, la Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged), una patronal que engloba a El Corte Inglés, Ikea, Carrefour o Alcampo, se ha ofrecido a venderlos en sus tiendas. El Ejecutivo de Sánchez se niega y prefiere la intervención de precios. Y parece que el PP también...

Temas

En Libre Mercado