Menú

Así quedarán las pensiones tras la actualización anunciada por Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno avanza la actualización de las pensiones en un acto en Gijón sin contar la letra pequeña de la contrarreforma de Escrivá.

Así quedarán las pensiones tras la actualización anunciada por Pedro Sánchez
Alamy

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy que el Consejo de Ministros del próximo martes procederá a la actualización de casi 10 millones de pensiones para el año 2022, cuestión a la que se van a destinar 6.500 millones de euros entre este y el pasado año.

  • Una pensión mínima de 637 euros en 2017 pasará a ser de 720 euros al mes.
  • En el caso de las pensiones medias o de viudedad, frente a los 649 euros de hace cuatro años, este año pasarán a 711.
  • Una pensión media de jubilación que fuese de 1.071 euros en 2017 se incrementará este ejercicio hasta los 1.112, euros.

Sin embargo, este anuncio realizado durante un acto del PSOE en Gijón, tiene su letra pequeña. En primer lugar, la contrarreforma del sistema de pensiones impulsada por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, aumentará el periodo de cálculo, que pasará de 25 a 35 años. Y en segundo lugar, se va a eliminar el factor de sostenibilidad y se va a introducir el llamado mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), tal y como ya ha explicado Libre Mercado.

Esto significa que los trabajadores que coticen un mayor número de años (es decir, una vida laboral con pocas lagunas de cotización) sufrirán un descenso medio del 7,5%, mientras que las carreras laborales más cortas enfrentarán una reducción media del 15%. En el caso de los autónomos, la caída estimada sería del 10%. Esto implica que la paga media de un jubilado caería en casi 1.500 euros anuales.

El plan de Escrivá que Sánchez ha avanzado este sábado a bombo y platillo, tampoco corrige el desequilibrio que padecemos en la Seguridad Social, un riesgo del que incluso ya ha alertado la propia OCDE con un informe demoledor. Además, el Gobierno también ha asestado un duro golpe a los planes de pensiones al reducir el límite exento de aportaciones que podían ser deducibles en el IRPF. Concretamente, se fijó en un máximo de 2.000 euros anuales, cuando anteriormente estaba fijado en 8.000 euros, lo que supone un duro golpe a los ahorradores. Pero de eso, Sánchez no ha dicho nada en el acto en Gijón.

Temas

En Libre Mercado