Menú

Europa planea cercar al alcohol con más impuestos y un nuevo etiquetado

El Parlamento votará un plan para reducir las muertes por cáncer con el consumo de alcohol en la diana. Saltan las alarmas en el sector del vino.

El Parlamento votará un plan para reducir las muertes por cáncer con el consumo de alcohol en la diana. Saltan las alarmas en el sector del vino.
Casa del Vino (Tenerife) | Alamy

Alarma en el sector del vino por el Plan Europeo para Vencer al Cáncer que el Parlamento va a votar el próximo martes 15 de febrero. Y es que, dentro de los objetivos del plan para combatir esta enfermedad, se establece la reducción del consumo de alcohol en el Viejo Continente, lo que no ha gustado nada a sectores como el vinícola por la forma en la que se plantea.

"No existe un nivel seguro de consumo de alcohol cuando se trata de la prevención del cáncer", reza el texto europeo, que ha indignado al sector por no distinguir entre consumo moderado y excesivo cuando se asocia su producto al cáncer, entre otras medidas.

El documento no menciona a ninguna categoría de bebida concreta y sólo alude al alcohol en general, por lo que la industria del vino no ha dudado en darse por aludida. "Se estima que el 10% de todos los casos de cáncer en hombres y el 3% de todos los casos de cáncer en mujeres son atribuibles al alcohol" señala el texto.

"El plan no distingue entre patrones de consumo ni tipos de bebidas cuando asocian el alcohol al cáncer en cualquier cantidad, y esto es muy dañino para el sector. Se está estigmatizando al vino" asegura el director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luis Benítez, en declaraciones a Libre Mercado. "Nosotros defendemos un consumo moderado de vino, dentro de la dieta Mediterránea, que es algo que alimenta y produce satisfacción y bienestar" añade.

Más impuestos y restricciones

Dentro del Plan, encargado por la Comisión Europea, se pretende reducir un 10% el consumo de alcohol en Europa en 2025. Para ello han establecido algunas medidas que penalizan tanto la actividad del sector como el bolsillo del consumidor de bebidas alcohólicas. Por un lado, plantean a los Estados miembros que suban la fiscalidad de estos productos por medio de una "revisión de las políticas de precios del alcohol, incluida la consideración de un aumento de los impuestos sobre las bebidas alcohólicas".

Además, proponen implantar etiquetas sanitarias en los envases similares a las del tabaco. "Mejorar el etiquetado de las bebidas alcohólicas para incluir etiquetas de advertencia sanitaria e introducir la indicación obligatoria de la lista de ingredientes e información nutricional", apuntan.

Dentro de este cerco al alcohol, también se pretende restringir la publicidad "incluso en el entorno digital" y la prohibición de "la publicidad de bebidas alcohólicas en eventos deportivos cuando asisten principalmente menores de edad" y hasta "que se prohíba el patrocinio de deportes con bebidas alcohólicas".

Aunque el informe europeo no es de obligado cumplimiento, "es una referencia que pueden empezar a llevar cabo los países para restringir nuestra actividad" avisa el director general de la Federación Española del Vino (FEV). En este sentido, la semana pasada, Podemos presentó una reforma fiscal que plantea elevar los impuestos a los productos considerados "nocivos" para la salud sin dar detalles sobre cuáles son esos alimentos o bebidas exactamente, pero con el objetivo de recaudar 800 millones. ¿Estará el vino entre ellos?

"Abre la puerta a la criminalización del vino"

Países como España, potencia productora y exportadora de vino, se verían considerablemente perjudicados si se llegaran a aplicar medidas como estas. Y es que, nuestro país es el tercer productor y exportador mundial de vino solo por detrás de Francia e Italia.

Por esta razón, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha liderado una ofensiva en defensa del vino con una batería de enmiendas al Plan, que defienden el consumo moderado de vino, cava y cerveza "dentro de una alimentación saludable y equilibrada". En la misma línea que el sector vinicola, los populares piden que al determinar qué hábitos son nocivos para la salud, se haga una distinción clara entre el consumo moderado y un consumo abusivo. En concreto, piden añadir el término "abusivo" cuando se haga referencia al consumo de alcohol, de forma que quede claro que hay que combatir este consumo abusivo, que sí es un factor de riesgo para la salud. Estas medidas han contado con respaldo de más de 150 eurodiputados de diferentes países y partidos.

La portavoz ha insistido en la importancia de defender al sector del vino "que es clave para la economía, especialmente para España, y conocido internacionalmente por su calidad y excelencia". Por su parte, el eurodiputado y portavoz de Agricultura del Grupo Popular Europeo, Juan Ignacio Zoido, ha señalado que "la aprobación del informe tal como está abre la puerta a la criminalización del vino, y eso es algo que no podemos tolerar. No podemos fallar a nuestro gran sector vitivinícola". El Plan Europeo para Vencer al Cáncer estará dotado con 4.000 millones de euros del presupuesto europeo.

Temas

En Libre Mercado