Menú

Baltic Pipe: el salvavidas de Polonia para dejar de depender del gas ruso

Este proyecto creará una nueva ruta de suministro de gas natural desde Noruega a los mercados polaco y danés.

Este proyecto creará una nueva ruta de suministro de gas natural desde Noruega a los mercados polaco y danés.
Trabajadores del proyecto Baltic Pipe inspeccionando el terreno. | Baltic Pipe

Polonia y Dinamarca tienen en marcha un gasoducto que recorrerá el lecho marino del Báltico y tendrá una capacidad de unos 10.000 millones de metros cúbicos al año, lo que supone aproximadamente el equivalente a la cantidad de gas que Polonia importa actualmente de Rusia, según informa el Warsaw Institute (un think tank polaco).

Este proyecto creará una nueva ruta de suministro de gas natural desde Noruega a los mercados polaco y danés, aunque puede llegar a extenderse la red y abastecer a otros países vecinos dándole así una posición central a Polonia en el mercado de la energía.

El pasado jueves, 10 de marzo, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, aseguró que "Polonia será independiente del gas ruso dentro de medio año" gracias a proyectos como este: el Baltic Pipe.

El pasado sábado, Morawiecki volvió a hacer alusión a su futuro gasoducto. "(El Baltic Pipe) es una infraestructura de importancia crítica que nos independiza del chantaje ruso que pone una pistola en la cabeza a los países del este", señaló.

Polonia no renueva con Rusia

El gobierno del PiS (partido Ley y Justicia que gobierna en Polonia, con una ideología conservadora), liderado por el primer ministro Mateusz Morawiecki anunció el 13 de septiembre de 2021 que el contrato con el gigante ruso Gazprom no sería renovado y Polonia importará gas directamente de Noruega a partir de octubre de este mismo año a través del nuevo gasoducto Baltic Pipe. Así lo recoge el medio Polskie Radio. El contrato mencionado es el contrato del Yamal, que fue firmado en septiembre de 1996 entre la compañía de gas polaca PGNiG y Gazprom, y que expirará el 31 de diciembre del 2022. El nombre del contrato Yamal viene indicado porque el gasoducto pasa por esa península, que está ubicada al noroeste de Siberia (Rusia) y, como dijo Morawiecki, no será renovado.

Así, el Gobierno polaco ya ha puesto fecha a la puesta en marcha del Baltic Pipe. "Todo indica que el 1 de octubre del año que viene se transmitirá gas a Polonia a través del gasoducto Baltic Pipe", señaló Piotr Naimski, secretario de Estado. Asimismo, añadía que el nuevo gasoducto "permitirá traer la cantidad necesaria de gas para la economía polaca de fuentes distintas a Rusia". Con esta maniobra, el Gobierno polaco dejará de depender de Putin y de los chantajes rusos que tanto preocupan a Morawiecki.

premierrp.jpg
El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki y el el Secretario de Estado, Plenipotenciario del Gobierno para la Infraestructura Energética Estratégica, Piotr Naimski.

El Baltic Pipe está sobre la mesa desde hace varios años. En noviembre de 2019, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, ya aseguraba que es "un proyecto estratégico para la transformación energética de Polonia, así como para la seguridad energética de toda la región de Europa Central y Oriental", recogía Polskie Radio.

Además, esta no es la única medida que ha tomado Polonia para ganar independencia energética. Hace unos meses el Gobierno del país anunció que iba a construir 6 plantas nucleares, como ya recogimos en Libre Mercado.

Los detalles del Baltic Pipe

En 2019, la Unión Europea aprobó una subvención de 215 millones de euros para el Baltic Pipe. Este proyecto conjunto entre la polaca Gaz-System (empresa pública) y su contraparte danesa Energinet tiene un coste total estimado de 2.100 millones de euros, según informan en su propia página web. Asimismo, el proyecto cuenta con el apoyo de Bruselas, calificándolo "de interés común" y "esencial para la integración de las redes energéticas europeas".

El objetivo general del proyecto Baltic Pipe es el transporte de gas natural desde Noruega a Polonia, Dinamarca, Suecia, los países bálticos y las regiones de Europa Central y Oriental. Por lo tanto, un gasoducto marino entre el sistema de gas noruego en el Mar del Norte y el sistema de transmisión terrestre danés será el elemento más importante del proyecto.

baltic-pipe.jpg
Mapa del gasoducto Baltic Pipe

La conexión con la fuente de suministro noruega se realizará mediante un gasoducto marino conectado a la infraestructura Norte-Sur existente en el Mar del Norte (Europipe II) que actualmente conecta Noruega y Alemania. El desembarco del gasoducto en la costa occidental de Dinamarca está previsto en la playa cercana de Blåbjerg, según afirma la página Baltic Pipe.

La parte offshore (en el mar), que se instalará en el lecho marino del Báltico, atravesará los territorios marítimos de tres países: Dinamarca, Polonia y Suecia. Todo el trazado en alta mar tendrá una longitud aproximada de 275 kilómetros.

baltic-pipe.jpg
Construcción a través del mar del Baltic Pipe

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad