Menú

GLP o autogás, el gran desconocido que te permite ahorrar el 40% de lo que gastas en gasolina

Muchos conductores apuestan ya por vehículos GLP u optan por adaptar su viejo coche de gasolina a un precio mucho más asequible que los eléctricos.

Muchos conductores apuestan ya por vehículos GLP u optan por adaptar su viejo coche de gasolina a un precio mucho más asequible que los eléctricos.
Taller de transformación de vehículos a GLP | iRCONGAS

La subida del precio de la gasolina está llevando a muchos conductores a buscar alternativas con las que reducir gastos. Muchos creen que la única solución -más allá de limitar el uso del coche a lo estrictamente necesario- pasa por adquirir un vehículo eléctrico. Sin embargo, se trata de una opción no apta para todos los bolsillos. De ahí el auge de los coches GLP (Gas licuado del petróleo) y, sobre todo, de los kits que permiten adaptar nuestro viejo coche a este carburante desconocido para buena parte de la población, pero que nos permite ahorrar hasta un 40% del presupuesto que habitualmente destinamos a gasolina.

"Ahora mismo estamos tan desbordados que estamos dando fecha para junio", asegura Nacho Pérez Robledillo, dueño de un taller especializado en GLP en Getafe y director general de iRCONGAS, distribuidor líder de este tipo de sistemas en España. Desde que la gasolina comenzó a subir a principios de año, la demanda no ha dejado de crecer. Sin embargo, el interés de los conductores españoles se despertó en 2016, al instaurarse la llamada etiqueta ECO, ya que otra de las principales ventajas del GLP es precisamente su baja contaminación.

"El interés va en aumento y, en estos momentos, ya distribuimos a una red de 150 talleres repartidos por toda España, a los que les damos tanto la formación necesaria para instalarlo, como la asistencia técnica que puedan precisar después", explica este empresario, que asegura que trabaja tanto con concesionarios de marca, como con talleres normales de cualquier pueblo o ciudad.

Coches y precios

El GLP -también llamado Autogás- es un carburante que mezcla butano y propano. Procede en un 70% de los yacimientos de gas natural o petrolíferos y en un 30% del proceso de refinado del petróleo. Actualmente, son varias las marcas que ofrecen coches nuevos con sistema GLP. Entre ellas, destacan Dacia, Renault, Ssangyong y Subaru.

deposito-coche-glp-01042022.jpg
Depósito de GLP en el maletero de un coche

Si no queremos comprar un coche nuevo, o no nos interesa ninguno de los que existen en el mercado, existe la posibilidad de adaptar cualquier otro vehículo. Para ello, han de instalarnos un nuevo depósito, que se suele ubicar en el lugar donde habitualmente llevamos la rueda de repuesto. Precisamente por eso, será necesario adquirir un kit reparapinchazos homologado. La transformación requiere tres días, más un cuarto para pasar la ITV y que quede constancia de que, a partir de ese momento, es un coche con gas.

Según Pérez Robledillo, en el caso de comprarlo nuevo, la diferencia entre comprar un GLP o un gasolina oscila entre 1.000 y 2.000 euros, un presupuesto similar al que tendríamos que destinar si lo que queremos en transformar nuestro viejo coche. "Si tu tienes un gasolina y nos lo llevas al taller para pasarlo a gas, el coste más o menos es de 1.500 euros IVA incluido", asegura el director general de iRCONGAS.

El ahorro, la principal ventaja

Entre las principales ventajas, destacan tanto el ahorro económico como la menor contaminación. "El precio del litro es aproximadamente la mitad que la gasolina y, aunque el GLP también ha ido subiendo desde principios de año, siempre se mantiene la misma proporción -explica el experto-. Cuando la gasolina estaba a un euro, el GLP estaba a 50 céntimos; ahora que está casi en dos, el GLP está a un euro el litro, con lo cual, cuanto más sube la gasolina, mayor es el ahorro".

Aun así, Pérez Robledillo advierte de que los coches con gas consumen "un poquito más" que con gasolina, por lo que se estima que el ahorro real ronda el 40%: "Para que nos hagamos a la idea, alguien que normalmente gasta 200 euros al mes en gasolina, se podría ahorrar unos 80 euros".

Cuánto se tarda en amortizar

taxi-glp-feria-01042022.jpg
Coches GLP en la Feria del taxi

Lógicamente, el tiempo que un conductor necesita para amortizar la inversión extra que supone apostar por un coche GLP depende del modelo, la forma de conducir o los kilómetros que se hagan con él habitualmente. "Habrá gente que necesite más o que necesite menos, pero la media está en unos 25.000 kilómetros, y eso sin contar lo que se ahorra en impuestos y parquímetros", puntualiza. Lo que es evidente es que, cuantos más kilómetros hagas, menos tardas en recuperar la inversión inicial. De ahí que la mayor parte de sus clientes sean taxistas o VTC.

Menos contaminación

Al margen de las ventajas puramente económicas, se estima que los vehículos GLP emiten un 15% menos de CO2 y entre un 70% y un 90% menos de óxidos de nitrógeno. Precisamente por esa razón, aquellos coches que cuentan con este sistema obtienen la llamada etiqueta ECO, lo que permite al usuario beneficiarse de grandes descuentos: desde un 75% en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica en multitud de Ayuntamientos, hasta el 50% en las zonas de aparcamiento verde y azul de Madrid o el 30% en los peajes de acceso y salida a Barcelona de titularidad autonómica.

A todas estas ventajas, se suma la posibilidad de eludir las restricciones que las grandes ciudades han puesto en marcha para tratar de reducir la contaminación: "Con un coche GLP puedes entrar en Madrid central, aparcar en las zonas de bajas emisiones y, cuando hay episodios de contaminación, estar exento de restricciones".

Además, desde iRCONGAS aseguran que próximamente estos beneficios se extenderán a muchos otros lugares de España, ya que "a partir del 1 de enero de 2023, todas las ciudades de más de 50.000 habitantes -cerca de 150- tendrán que aprobar planes de restricción de movilidad en función de las etiquetas medioambientales, como los que ya tienen Madrid, Barcelona o Valladolid, por ejemplo".

Autonomía y repostaje

El depósito GLP ofrece una autonomía de unos 600 kilómetros aproximadamente. Sin embargo, la gran ventaja de este tipo de coches es que siguen manteniendo su depósito de gasolina original, por lo que multiplican su autonomía: "Con un coche GLP puedes hacer 1.200 kilómetros sin parar a repostar".

Si el cliente lleva los dos depósitos llenos, "cuando se acaba el gas, automáticamente el coche cambia a gasolina", explica el director general de iRCONGAS, que insiste en que la diferencia es casi imperceptible: "Si no fuera por un pitido que emite el dispositivo que instalamos en el salpicadero, ni siquiera te darías cuenta, porque ni cambia el ruido del coche, ni cambia la potencia".

gasolinera-autogas-glp-01042022.jpg
Gasolinera con GLP o Autogás

En cuanto a las facilidades de repostaje, Pérez Robledillo asegura que actualmente 720 gasolineras de toda España permiten repostar con GLP, de las que 430 son de Repsol. "Estamos hablando de que una de cada dos o tres gasolineras tienen GLP. Es muy fácil encontrarlas, así que eso no es un problema", asegura el experto.

Ventajas frente a los eléctricos

Al igual que sucede con la gasolina, llenar el depósito de un coche GLP apenas lleva unos minutos, lo que, sin lugar a duda, constituye una de las principales ventajas frente a los vehículos eléctricos, que pueden llegar a necesitar entre 6 y 8 horas para una carga completa. "Los coches eléctricos pueden venir bien para moverse por ciudad, pero usarlos para ir a la playa o hacer un viaje largo es impensable", advierte Pérez Robledillo, que también subraya la mayor autonomía de los GLP.

A ello habría que sumar la diferencia de precio de unos y otros: "Con lo que te cuesta un eléctrico, te puedes comprar mínimo dos GLP. Estamos hablando de coches de unos 15.000 euros, frente a 30.000 que, como mínimo, te puede suponer un eléctrico".

Requisitos para la transformación

taller-coches-glp-01042022.jpg
Transformación de vehículos a GLP

Según explica iRCONGAS, pueden convertirse a GLP todos aquellos vehículos que funcionen con gasolina, que no superen los 460 CV de potencia y que cuenten con homologación Euro3 o posteriores, es decir, aquellos que han sido matriculados a partir del año 2001. Todos ellos se beneficiarán del menor precio de este carburante. Sin embargo, sólo los de 2006 en adelante podrán obtener la etiqueta ECO y disfrutar, por tanto, de las ventajas de los vehículos menos contaminantes.

"Es algo que no entendemos y así se lo hemos hecho saber a la ministra de Transición Ecológica. Siempre se quedan callados, pero es obvio que la única razón es que no quieren que envejezca el parque. A ellos no les interesa que los coches viejos se transformen, sino que los lleves al desguace y te compres uno nuevo".

Convertir un diésel en GLP

Aunque también es posible adaptar los coches diésel, apenas se realizan este tipo de transformaciones, ya que el ahorro es mucho menor. La razón estriba en el mecanismo de conversión. Mientras que el vehículo gasolina se convierte en un bifuel -puede utilizar uno u otro carburante por separado-, el diésel únicamente puede transformarse en un dual fuel.

"Por las características técnicas del motor diésel, estos coches nunca pueden funcionar sólo con gas. Lo máximo que conseguimos es que pueda meter un 30%, así que el ahorro apenas ronda el 10% y, claro, gastarte 1.500 euros sólo te compensa si tienes un camión, un autobús o algo así", explica el director general de iRCONGAS.

En Libre Mercado