Menú
José María Rotellar

Se destruyen más de 100.000 empleos: la EPA revela que la economía se para

Los trabajadores por cuenta propia (autónomos) soportan más de la mitad del descenso, con 55.700 ocupados menos.

Los trabajadores por cuenta propia (autónomos) soportan más de la mitad del descenso, con 55.700 ocupados menos.
Una persona pasa por delante de una Oficina de Empleo ubicada en la capital, en Madrid | Ricardo Rubio / Europa Press

Se ha publicado la EPA correspondiente al ITR-2022 y muestra que la economía se ha parado de manera importante, con la destrucción de 100.200 puestos de trabajo, al descender la ocupación en dicho número, que no ha sido mayor debido a que todavía miles de personas se encuentran en ERTE. Esta reducción, desgraciadamente, es importante y puede ser, lamentablemente, el inicio de una senda de deterioro en el mercado laboral que muestre la ralentización, estancamiento y empeoramiento de la actividad económica española, derivado de una pésima política económica del Gobierno, equivocada, basada en el gasto público, en las subidas de impuestos y en el intervencionismo que atenaza a la economía, cuyas consecuencias se comienzan a ver.

Dentro de esa reducción de empleo, los trabajadores por cuenta propia (autónomos) soportan más de la mitad del descenso, con 55.700 ocupados menos, que refleja el enorme castigo que soporta este grupo de profesionales.

ggfhgfh.jpg

El paralelismo con 2007 es evidente en la actitud del Gobierno: entonces negaba la crisis y los datos de empleo se comportaban razonablemente, hasta el dato de paro registrado de diciembre de 2007, donde aumentó por primera vez en mucho tiempo. Desde entonces, el deterioro fue creciendo. Ahora, el Gobierno atribuye todo el deterioro económico a la guerra de Ucrania, cuando ya se paralizaba antes de la misma. Este dato de empleo y paro que ofrece la EPA puede ser, también, un punto de inflexión. Para evitar que se deteriore más, es preciso que se realicen reformas para agilizar la economía, que se bajen impuestos, que se deflacte la tarifa del IRPF y que se elimine el gasto ineficiente.

Los dos sectores más castigados por la destrucción de empleo trimestral son los dos principales sectores de la economía española: el sector servicios, con 50.100 ocupados menos, y el sector industrial, con 68.000 ocupados menos. Es preocupante el descenso en el sector trimestral porque la industria se está viendo sometida a un incremento terrible de costes, con los precios industriales creciendo casi al 50% interanual, que está provocando que muchas empresas paren sus fábricas, con el consiguiente efecto en el empleo.

bnbn.jpg

Paralelamente, se produce un incremento del paro, que asciende en 70.900 personas, que es el segundo mayor aumento en un primer trimestre del año desde 2016, con la salvedad de que el mayor fue el de 2020, pero derivado de las consecuencias del cierre motivado por la pandemia.

nmnmgbn.jpg

De esa forma, la tasa de paro sube 3,2 décimas, hasta el 13,65%; la tasa de paro masculina sube 2,5 décimas, hasta el 12,04%, y la femenina sube 4,1 décimas, hasta el 15,44%.

noiugj.jpg

Todo ello, bajo la reducción del número de activos, que muestra el desaliento de los ciudadanos para buscar empleo, por empeoramiento de las expectativas, al tiempo que el número de hogares con todos sus miembros en paro aumenta en 29.000 en el trimestre.

Por último, el incremento del empleo y el descenso del paro en términos interanuales, que se ralentiza, si es mejor es gracias al comportamiento de Andalucía, donde no gobierna el PSOE, que lidera la creación de empleo y la reducción del paro interanual.

Esto pone de manifiesto que el Gobierno está aplicando una política económica equivocada, basada en el gasto, el déficit, la deuda y su negativa a bajar impuestos, empobreciendo a los ciudadanos y empresas, a las que hace perder competitividad y mercados. O rectifica a tiempo o el deterioro puede ser mucho más profundo.

En Libre Mercado